Las cosas se le complican a Rocío Carrasco. Ahora se le abre un nuevo frente, su hijo David Flores se ha sumado a la denuncia de su padre Antonio David Flores, que demandó a su exmujer por el impago de la pensión de su hijo y le reclamaba una cantidad que supera los 7.000 euros.

El hermano de Rocío Flores declaró el pasado viernes 21 de mayo en los juzgados por este asunto y ahora ha trascendido lo que ocurrió en los tribunales. La jueza Verónica Carabantes acepta la personación del joven, de 22 años, "en concepto de perjudicado" en una providencia firmada el pasado 2 de junio, según desvela 'El Periódico'.

De este modo, David se suma así a la denuncia que interpuso su padre contra su madre poco antes de que comenzara a emitirse el documental 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', en el que la hija de Rocío Jurado aseguraba haber sido víctima de malos tratos por parte del exguardia civil y le acusaba de manipular a sus hijos.

Sin lugar a dudas se trata de un duro golpe para Rociito, ya que seguramente nunca se hubiera imaginado que su hijo pequeño iba a sumarse a la guerra que tiene su padre contra de ella, en la que también se metió Rocío Flores.

David vive con su progenitor desde hace cinco años, poco antes de que Rocío celebrara su boda con Fidel Albiac. En 2018 la justicia determinó que el joven seguía siendo "dependiente económicamente" debido a la enfermedad que padece el joven, podría ser el síndrome de Angelman, un tipo de trastorno neurogenético.

Rocío Carrasco también había demandado antes a Antonio David Flores

Por ello, Rocío Carrasco debe pasarle 200 euros como "pensión de alimentos", algo que Antonio David asegura que no ha hecho.

La protagonista del documental de Telecinco fue citada a declarar el pasado 30 de abril, pero al final rechazó hacerlo y alegó defectos de forma en la causa abierta contra ella. De este tema tampoco habló en Mediaset: "No voy a hablar de eso, no voy a declarar en una televisión antes que en un juzgado, pero esto va más allá de una cuantía económica", explicó.

En la investigación abierta, la jueza también ordenó averiguar el patrimonio de la hija de Rocío Jurado. Según se publicó, en 2020 ingresó 25.000 euros.

Anteriormente, Rocío Carrasco había demandado a Antonio David también por impago de una pensión de alimentos que se había producido tiempo antes.