Durante los meses de verano, nuestro cabello se enfrenta a diferentes agentes externos como el sol, el calor, el cloro de la piscina o la sal del mar, que pueden deteriorarlo más que en otras épocas del año. Es una época en la que nuestro pelo se puede volver nuestro mayor quebradero de cabeza (nunca mejor dicho) y es que los días de sol, piscina y playa no son precisamente buenos aliados para nuestra melena.

Cuando terminan las vacaciones descubrimos con asombro como nuestro pelo luce apagado, seco, encrespado, deshidratado o con las puntas abiertas. Pero el problema puede ir aún más allá de lo que se ve a simple vista porque el verano también puede pasarle factura al cuero cabelludo y promover la caída del pelo. Para ponerle solución no hay que esperar a ver estos resultados, hay que prevenirlos a tiempo.

“En verano se produce una exposición prolongada a los rayos UVA, que atacan a la melanina y rompen los enlaces de queratina del cabello haciendo que luzca una apariencia más opaca, que se encuentre deshidratado, pierda elasticidad y se vuelva más frágil. Cuanto mayor sea esta exposición, mayor riesgo de rotura existirá. Además, el cuero cabelludo también se verá afectado, pudiendo resecarse, irritarse, producirse descamación e incluso quemaduras de la misma forma que ocurre con nuestra piel cuando no la protegemos”, explica la doctora Mª Eugenia Segovia, de la clínica Hospital Capilar.

Sin embargo, mantener nuestro pelo a raya en verano es posible y está en nuestras manos. Desde Vozpópuli te vamos a dar las claves para saber cuidar de forma intensiva el cabello tanto antes como durante las vacaciones para así protegerlo frente las agresiones externas. Eso sí, hay que empezar desde hoy mismo y a conciencia con tratamientos específicos y pequeños trucos en nuestra rutina diaria que nos ayudarán a tenerlo siempre perfecto.

Los mejores tratamientos pre-vacaciones

Realizarse un cambio de look al principio del verano es algo de lo más habitual pero, más allá de la estética, también es algo muy recomendado para la salud capilar. Estos cortes de pelo pre estivales, además de fortalecerlo y estimular su crecimiento, eliminan los daños previos e irreparables que ha sufrido previamente el cabello durante los últimos meses. Además, consiguen prepararlo para que se enfrente en mejores condiciones a los efectos agresores del verano.

Es muy recomendable realizar un corte de pelo previo a las vacaciones Freepik/prostooleh

Más allá del corte, también es de lo más recomendable someterse a algún tipo de tratamiento extra. "Siempre recomiendo realizar un tratamiento detox o uno súper hidratante para que el cabello esté sano, fuerte, lleno de vitalidad y luminosidad. Para que ésto dure más y el cabello cuente con un plus de protección también solemos hacer un tratamiento proteico cargado de aminoácidos, que aporta mayor durabilidad al color y brillo", comenta la especialista capilar Diana Daureo.

Uno de estos tratamientos es el Bio detox capilar, un peeling biológico con ingredientes orgánicos que trata tanto el cuero cabelludo como el cabello. Sus ingredientes logran detoxificar intensamente, eliminando los residuos que el cabello absorbe día a día y que se van acumulando evitando una correcta oxigenación. El precio del tratamiento es de 25 € y se recomienda realizar otro de vuelta de las vacaciones para oxigenar por completo el cabello.

Fullprotein es un tratamiento que contiene vitaminas A, C y E que fortalecerán nuestro cabello, reparando el daño interno e incrementando el cuerpo de los cabellos más finos. Gracias a su mezcla de proteínas, refuerza el pelo dejándolo más grueso, fuerte y resistente a la rotura. Se recomienda su uso continuo durante cuatro semanas consecutivas y tiene un precio de 27€.

Hidratación Coraza es un tratamiento destinado a sellar la cutícula y la hidratación del interior del cabello. Se aplica el producto masajeando intensamente cada mechón y después se cubre el cabello con una bolsa para propiciar un ‘efecto sauna’ y que se absorba todo el producto que se precise. Su precio también ronda los 27€.

Tratamiento capilar en un centro especializado Freepik/prostooleh

Olaplex by Diana Daureo es un tratamiento de tres pasos, los dos primeros se hacen en el salón y el tercero en casa, que actúa como reparador de la fibra del cabello. Es de lo más recomendado para los cabellos tratados con color porque el pelo logra recuperar la fuerza, brillo e hidratación y tiene un coste de 50€.

Naturalmente nos propone Organic Hair Treatment, un completo protocolo que proporciona numerosos beneficios. Su aporte de proteínas, vitaminas, aceites y aminoácidos son la ayuda extra que el cabello necesita para conseguir una reconstrucción total y que luzca mucho más brillante y cuidado. El tratamiento crea una cutícula que envuelve el cabello y lo protege, da volumen y grosor al cabello delgado y refuerza hasta el cabello más frágil y predispuesto a romperse. El precio, en este caso, ronda los 90€.

El Salón Alex Sestelo nos ha descubierto Lovely, un tratamiento de última generación que no solo elimina el encrespamiento, sino que deja un cabello completamente sano, reparado y con un brillo espectacular. Con este proceso no es necesario esperar varios días para lavar el pelo, como ocurre con otros alisados. El mismo día se puede lavar el cabello, ir a la piscina o al mar y es válido para todo tipo de cabellos. Su éxito se debe a contar con Ácido Hialurónico, que promueve la retención de agua aumentando la hidratación, y colágeno que conserva la elasticidad del pelo y proporciona efectos reparadores. Este completo tratamiento tiene un precio de 300€.

Protección durante el verano

Vivimos en un país en el que existen 1,2 millones de piscinas y uno de los factores más perjudiciales para nuestro cabello son las altas concentraciones de cloro a las que nos exponemos cuando nos sumergimos en una de ellas. Aunque este elemento químico afecta a todo tipo de cabellos, aquellos que se han sometido a algún tipo de decoloración o tinte son los más perjudicados. Estos productos pueden dañar la cutícula y hacer que el pelo se vuelva más poroso y, en consecuencia, causar un cambio en el color del cabello.

Algunas de las mejores opciones para proteger el cabello del cloro es lavarlo con agua dulce, por ejemplo la de las duchas, después de cada baño o utilizar un gorro de piscina. A este respecto, la doctora Segovia recomienda los gorros de silicona "sobre todo en el caso de tener un mayor volumen capilar. Presentan una mayor vida útil, son más suaves al tacto y dañan menos nuestro cabello”.

El cloro de las piscinas puede llegar a alterar el color del cabello Freepik

El agua del mar es otro de los enemigos de nuestro pelo. Aunque su elevado pH y su alto contenido en sales minerales y oligoelementos puede producir efectos beneficiosos, como regular el exceso de sebo en cabellos grasos o aportar suavidad y volumen, su unión a otros elementos como el sol o la arena produce resultados nocivos sobre el cuero cabelludo. En este caso, los cabellos secos son los mayores afectados, ya que la sal impide una correcta hidratación del tallo y hace que la fibra capilar se reseque aún más.

Una buena hidratación es un punto clave

La sudoración excesiva también fomenta que nuestro cuero cabelludo se reseque y pierda brillo y, además provoca que los folículos se vuelvan más frágiles y quebradizos. “Una buena hidratación a través de mascarillas o acondicionadores es un punto clave, así como utilizar algún tipo de gorra, sombrero o pañuelo y evitar las horas centrales del día a la hora de tomar el sol”, destaca la especialista de Hospital Capilar.

Al igual que hacemos con la piel, protege siempre tu pelo del sol si no quieres que sufra. Puedes elegir un spray con FPS que, además de oler muy bien, son la opción más cómoda para los días de playa. Además hay que cuidar su hidratación por lo que, dos veces por semana, es recomendable usar una mascarilla con elementos ultra hidratantes como la manteca de karité. Recuerda que lo de dejarlas actuar toda la noche es un falso mito, las mascarillas no están hechas para estar en el cabello sin ser aclaradas y, si lo hacemos, nuestro pelo quedará apagado y sin brillo.

Sérum protector para el pelo. PVP: 7.95€ Detox Skinfood

En esta época es recomendable lavar nuestro pelo más de tres veces por semana. En el caso de que visitemos a diario la piscina, lo mejor es lavarlo cada día, así eliminarás por completo los residuos químicos. Si tu cabello es teñido o con mechas, recurre a productos como champús, acondicionadores o mascarillas que estén especializados en tu tipo de tinte o cabello.

Además, es aconsejable prescindir de ciertos elementos que pueden perjudicar el cabello como las planchas y secadores. Por ello, se recomienda aprovechar las altas temperaturas para secar el pelo al aire libre y minimizar el uso de estos aparatos y, en caso de tener que utilizarlos, aplicar protectores térmicos. Se puede evitar el encrespamiento con productos que fijen y pulan tu pelo como los sprays hidratantes sin aclarado, alguna crema texturizante que aporte hidratación y una suave fijación para definir el rizo u onda, los sprays efecto playa o serums y aceites que pueden convertirse en los mejores aliados del verano.

Cuidados especiales para las rubias

El pelo rubio es más frágil que otros tonos, sobre todo si se trata de un cabello teñido, porque estamos hablando de un proceso que implica decoloración y eso debilita y sensibiliza el pelo. Es imprescindible cuidarlo y nutrirlo más que uno natural. “Existe una larga lista de productos apropiados para mantenerlo sano con todo su color y brillo, incluso con pigmentos violetas para contrarrestar los reflejos amarillentos o azules para los anaranjados", aconseja David Lesur, experto de los salones David Künzle.

En cualquier caso, lo más aconsejable es nutrirlo en cada lavado con acondicionador y, al menos una vez por semana, hacernos un tratamiento profundo y reparador de la fibra capilar con una mascarilla.

Algunas firmas cosméticas cuentan con champús específicos para rubias. La italiana Davines lanzó recientemente Heart Of Glass, una línea pensada para este color, entre los que destaca su champú revitalizante para rubias naturales o teñidas con extracto de jagua. También podemos optar por la española Dalire que cuenta con un champú morado y totalmente natural o el de la francesa Montbrun, formulado a base de agua termal y enriquecido con manzanilla biológica y quinoa, con el que se llega a conseguir un rubio más destellante y luminoso. 

Productos especiales para el cuidado de cabellos rubios Varios

Ahora que ya conoces lo perjudicial que el verano puede ser para tu cabello, es hora de ponerse manos a la obra. Debes de recordar siempre una cosa: para poder terminar la temporada de vacaciones con pelazo, es necesario que cuidemos la melena antes, durante y después de nuestro descanso estival.