Cuidar nuestro rostro a diario es vital para presumir de una piel perfecta. Nuestra rutina de belleza tiene que estar compuesta por fases como la limpieza, la exfoliación y la hidratación y, lo más importante, ser constantes. Aunque esto sería lo ideal, algunas veces somos incapaces de llevarlo a cabo, casi siempre por falta de tiempo, pero a veces por pereza. Por suerte para nosotros, la industria cosmética no pierde ni un segundo en su labor de solucionar nuestros problemas buscando herramientas eficientes que nos faciliten el cuidado diario.

Una de las claves básicas para conseguir un rostro radiante es la limpieza. Una necesidad que se hace aún más visible en estos tiempos en los que la mascarilla impide que la piel respire adecuadamente ocasionando una mayor obstrucción de los poros. Para alcanzar el nivel perfecto  de limpieza, no hay una herramienta mejor que los cepillos faciales. Estos novedosos instrumentos no sólo son una eficaz arma anti impurezas, sino que también combaten la grasa, cierran los poros y, con su masaje, reactivan la circulación sanguínea del rostro.

En Vozpópuli vamos a centrar nuestra atención en este tipo de cepillos. Podrás descubrir todas sus ventajas y beneficios y aprender a utilizarlos de la manera más correcta. Además, conocerás los distintos tipos que existen ya que podemos encontrar sistemas manuales, más económicos y naturales, o innovadoras tecnologías de última generación que, aunque con un coste superior, nos facilitan aún más nuestra limpieza facial cada día.

¿Cómo se usa el cepillo facial?

Con los productos adecuados, el cepillo facial puede ser usado a diario, lo importante es no excederse en el tiempo. Los dermatólogos suelen recomendar utilizar el cepillo durante 60 segundos y nunca superar los dos minutos. Durante este tiempo hay que irle dedicando unos pocos segundos a cada zona del rostro para ir retirando el maquillaje, las impurezas y lograr un efecto calmante instantáneo.

(Fuente: LIDL) Mujer utilizando un cepillo facial

Las fases para un uso correcto serían las siguientes:

  1. Lo primero es lavar la cara con abundante agua para conseguir que el rostro quede húmedo. También hay que humedecer el cabezal del cepillo.
  2. A continuación se aplica una pequeña cantidad de tu limpiador facial en el rostro.
  3. Después basta con poner en funcionamiento el cepillo y pasarlo por toda la cara realizando movimientos circulares. Como consejo te recomendamos dividir el rostro en seis zonas y dedicarle a cada una de ellas diez segundos siguiendo la siguiente ruta: una mejilla, la otra mejilla, la nariz, el mentón, y cada una de las mitades de la frente. Algunos modelos digitales incorporan un temporizador que te irá avisando del momento en que tienes que cambiar de área.
  4. Para terminar no olvides limpiar el cepillo con agua tibia y un poco de jabón. Así estarás eliminando cualquier suciedad que haya podido quedar en él.
  5. Después de la limpieza no olvides tratar tu piel con una buena crema hidratante.

Andrea Sánchez, encargada del centro de estética madrileño Manos de Ángel, perteneciente a la plataforma Uala, nos recomienda usar el cepillo manual porque "de esta manera se puede elegir la presión deseada ya que los sistemas eléctricos tienen la potencia que la empresa ha elegido. Además es el sistema más natural posible".

Es recomendado acompañarlo con una limpieza periódica en un centro especializado

Además nos recuerda que no basta con cuidarnos en casa para conseguir tener una piel perfecta. "Es recomendado acompañarlo con una limpieza periódica en un centro especializado personalizado para tu tipo de piel. Una limpieza profunda tiene que incluir la extracción de los poros obstruidos y eso no se puede conseguir en casa", nos aconseja la experta.

(Fuente: PHILLIPS) Después del uso hay que limpiar el cepillo con agua tibia y jabón

A la hora de usar un cepillo facial hay que tener en cuenta que no es necesario presionar, basta con deslizarlo suavemente por la piel ya que ejercer fuerza no va a mejorar el resultado. Además no es recomendable usarlo con exfoliantes ya que estos productos son demasiado agresivos y es mejor aplicarlos con las manos, el gel que debes de acompañar con el uso del cepillo es el limpiador de uso diario.

Beneficios de usar cepillos faciales

Los cepillos faciales son la solución definitiva para aquellos que ponen la excusa de no tener tiempo para sus cuidados. Su acción se completa en 60 segundos  porque en un minuto al día hace desaparecer todos los restos de suciedad, maquillaje o grasa. Además, gracias a sus filamentos, ayudan a que el gel o la leche desmaquillante penetren más y mejor en los poros, y de este modo, se limpie toda la suciedad de forma más eficaz y en menos tiempo.

(Fuente: FOREO) Los cepillos faciales eliminan todas las impurezas del sudor después de hacer ejercicio

El uso de un cepillo limpiador resulta básico ya que nos permitirá exfoliar la piel de nuestro rostro rápidamente y sin esfuerzo. Lo mejor es que no hace una exfoliación agresiva, sólo arrastra las células muertas que ya están desprendidas en la superficie de la piel. Eso evita uno de los errores más habituales en las rutinas de belleza que es una limpieza excesiva que puede modificar el manto hidrolípico de nuestra piel y volverla más sensible.

Su uso también favorece la absorción de las cremas que usemos después haciendo que sean aún más efectivas. También reduce el tamaño de los poros (que al estar más limpios, no se abren tanto) y alisa la superficie de la piel. El resultado es una piel cargada de luminosidad y brillo y una ayuda extra a la regeneración celular lo que se termina traduciendo en un retraso de la aparición de los signos de envejecimiento prematuro como las arrugas.

Cepillos faciales eléctricos

A la hora de elegir un cepillo facial lo primero será decantarse por un sistema eléctrico o por uno manual. También es importante tener en cuenta otros aspectos, por ejemplo pensar que son herramientas intransferibles, al igual que una esponja o un cepillo de dientes, por lo que si se quiere usar por diferentes personas de la familia lo mejor es decantarse por un sistema con diferentes cabezales para que cada uno tenga el suyo propio. Además tienes que pensar que no todos los cepillos son iguales, se adaptan a cada tipo de piel así que tendrás que elegir aquel acorde a tus necesidades.

Una de las marcas más conocidas de cepillos eléctricos es Foreo y su top ventas es el modelo Luna Mini 2, un dispositivo que elimina el 99,5% de la suciedad, maquillaje, grasa y células muertas sin irritar la piel consiguiendo una piel más brillante y suave en sólo tres usos. Se adapta a todos los tipos de piel gracias a sus ocho intensidades ajustables y tres clases de filamentos lo que hace que no haga falta cambiar de cabezales. Otras diferencias son sus puntos suaves de silicona que no dañan la piel y son 35 veces más higiénicos que los cepillos de nailon estándar y su batería que tiene autonomía para 300 usos.

FOREO Cepillo facial Mini Luna 2. PVP: 119€

Pero la última versión de Foreo es el Luna 3, el mejor dispositivo de cuidado de la piel para las mujeres deportistas porque usarlo después del entrenamiento elimina el exceso de grasa, la suciedad y las bacterias presentes en el sudor. Cuenta con las mismas ventajas que la propuesta anterior y puedes sincronizarlo con la aplicación de Foreo para tener una amplia gama de masajes reafirmantes y controlar la intensidad del cepillo.

FOREO Cepillo facial Luna 3. PVP: 199€

La propuesta de Phillips es ideal para las pieles sensibles y deshidratadas. Su mini limpiador facial con tecnología de rotación es compacto, fácil de usar y cuenta con 32.000 cerdas suaves, finas y sedosas con las que obtendrás los mejores resultados de limpieza. Es tan poco agresivo que puedes utilizarlo dos veces al día y cuenta con una amplia gama de cepillos diseñados para cada tipo de piel por lo que conseguirás un cepillo prácticamente personalizado.

PHILLIPS Cepillo facial modelo Visa Pure Mini. PVP: 34.99€

La cadena de supermercados Lidl también cuenta con su propio cepillo de limpieza facial que limpia delicadamente y en profundidad para lucir una piel visiblemente más suave y radiante. Su sistema permite dos niveles de funcionamiento y una suave vibración para conseguir una limpieza más delicada. Además incorpora un temporizador que te avisa cada 20 segundos para que dediques el tiempo necesario a cada zona del rostro.

LIDL Cepillo facial eléctrico. PVP: 24.99€

En Amazon podemos encontrar también varias propuestas. El cepillo de limpieza facial Misiki tiene dos velocidades y cinco cabezales diferentes para conseguir una limpieza profunda global y adaptarse a cada tipo de piel. Dos de ellos se utilizan para la exfoliación, un tercero de piedra pómez para eliminar callosidades, el cuarto es una esponja suave para utilizar con cremas y por último un cabezal de silicona diseñado para las pieles más secas o sensibles. Es una opción ideal para prevenir el acné y terminar eficazmente con problemas faciales como puntos negros, piel grasa o poros obstruidos consiguiendo rejuvenecer la piel.

MISIKI (De venta en AMAZON) Cepillo facial. PVP: 24.99€

En la misma plataforma podemos encontrar el cepillo Yibang. Podemos elegir entre un modo de luz roja para reafirmar la piel y combatir las arrugas, un sistema de rayos azules que ayuda a reducir la inflamación y el acné, y un tercero de luz verde que limpia la cara en profundidad, elimina puntos negros y consigue una piel más joven, suave y radiante. Está realizado en silicona de alta calidad que no daña ni las pieles más sensibles y se carga fácilmente con un sistema USB.

YIBANG (De venta en AMAZON) Cepillo facial con cerdas de silicona. PVP: 12.99€

El cepillo limpiador de silicona de Massada es adecuado para todo tipo de pieles e incorpora un temporizador inteligente y varios niveles de intensidad.  Funciona con microimpulsos concéntricos vibrantes y cuenta con una doble zona de contacto lo que facilita la limpieza en profundidad de los poros. Exfolia, tonifica la piel y reafirma los músculos del rostro consiguiendo un efecto lifting inmediato con una piel libre de signos de fatiga.

MASSADA Cepillo facial eléctrico. PVP: 38.90€

Cepillos faciales manuales

El nuevo limpiador de la línea Pore Cleanser, de venta en Sephora, es un cepillo exfoliante antibacteriano con más de 140.000 pelos en su cabezal que elimina de forma eficaz los puntos negros y las células cutáneas muertas. Se acompaña de un gel espumoso con carbón activo, carbón de bambú e ingredientes derivados del coco, que ayudan en la limpieza y exfoliación y reducen la irritación en la piel.

BELIF (De venta en SEPHORA) Pore cleaner blackhead buster. PVP: 29€

Kiko Milano nos propone su cepillo suave Cleansing Face Brush para una limpieza completa y profunda del rostro. Es un accesorio profesional diseñado para ser utilizado tanto con limpiadores espumosos como con limpiadores cremosos. Gracias a sus cerdas sintéticas y flexibles con discos especiales de silicona, elimina las imperfecciones y masajea la piel, estimulando la microcirculación y su renovación natural.

KIKO MILANO Cepillo facial Cleansing Brush. PVP: 6.49€

El cepillo facial Make A Wish de You Are The Princess es una varita mágica dos en uno.  Por un lado es un cepillo facial extrasuave formado por unos filamentos de nailon que limpian en profundidad a la vez que masajean la piel de tu rostro. Por el otro, dispone de un cepillo exfoliante de silicona con filamentos flexibles que masajean suavemente el rostro, obteniendo una limpieza en profundidad y eliminando los restos de maquillaje.

YOU ARE THE PRINCESS Cepillo facial con dos cabezales. PVP: 3.95€

Otra opción es el modelo que pertenece a su línea MOI y que es uno de los top ventas de la marca gracias a su capacidad para adaptarse a todo tipo de pieles, a su diseño impermeable, hipoalergénico y antibacterias y a su funcionamiento sin cables y recargable por USB. Este cepillo elimina la suciedad, el maquillaje y la grasa gracias a sus filamentos de silicona que realizan una limpieza suave y profunda.

YOU ARE THE PRINCESS Cepillo facial. PVP: 8.95€

Para terminar una última recomendación, la mayoría de los cabezales tienen una vida útil de cinco meses, aunque dependerá en todo caso del número de usos que les des así como del fabricante. ¿Dispuesta a perfeccionar tu limpieza facial diaria? ¿Cuál de los dos sistemas te convence más?