Cayetano Martínez de Irujo, de 58 años, fue ingresado en la Clínica de la Luz de Madrid el pasado jueves y tuvo que ser operado de urgencia horas después de una nueva obstrucción intestinal, algo que le viene sucediendo en los últimos años, causándole varios ingresos hospitalarios e importantes problemas de salud.

Tras pasar por el quirófano, el conde de Salvatierra estuvo en la UCI dos días y desde ayer domingo ya se encuentra en una habitación del hospital, donde se encuentra recuperándose y evoluciona satisfactoriamente.

Su hermana Eugenia Martínez de Irujo fue a visitarle el sábado. Se mostró preocupada ya que su hermano seguía en la UCI y señaló que los problemas intestinales "le están dando mucha lata".

La novia de Cayetano, Bárbara Mirjan, de 25 años, no se separa de su lado. El domingo fue fotografiada en el hospital tras pasar la noche acompañando a su pareja. Sin embargo no quiso hacer declaraciones sobre su estado de salud.

También ha estado a su lado, su hermano Fernando Martínez de Irujo que fue quien explicó que ya está en planta y que está "mejor" aunque señaló que aún no se sabe qué día recibirá el alta hospitalaria.

Habrá que esperar a ver si finalmente puede acudir a la boda de su sobrino Carlos Fitz-James Stuart, conde de Osorio e hijo pequeño del duque de Alba, que se casa con Belén Corsini el próximo sábado 22 de mayo. La celebración tendrá lugar en el palacio de Liria.

Cayetano Martínez de Irujo y su novia Bárbara Mirjan
Cayetano Martínez de Irujo y su novia Bárbara Mirjan Gtres

Estos problemas de salud le llevaron a estar al borde la muerte

Los problemas intestinales del hijo de la desaparecida duquesa de Alba le están dando muchos quebraderos de cabeza. Debido a ello, Cayetano Martínez de Irujo ya ha tenido que pasar por el quirófano 11 veces desde hace siete años.

La primera vez que le operaron de urgencia fue en Sevilla en noviembre de 2014, a los pocos días de la muerte de su madre, Cayetana Fitz-James Stuart, a causa de una obstrucción intestinal severa. El día que comenzó a sentirse mal fue el día 20, el mismo día en el que falleció la duquesa de Alba.

Después, en 2015 volvió a tener que ser intervenido de urgencia en Sevilla y días más tarde tuvo que ser trasladado a la Clínica de la Luz de Madrid donde fue sometido a una segunda operación.

En esta ocasión, Cayetano llegó a confesar que estuvo entre la vida y la muerte. “He estado un mes en el hospital. Ha sido gravísimo lo que he vivido y si no me salgo de dos hospitales de allí [Sevilla] y me vengo en AVE a las nueve de la noche moribundo y me acoge en sus manos el doctor Enrique Moreno, uno de los mejores cirujanos del mundo, para mí el mejor, no hubiese salido adelante. Ha sido tan grave como eso”.

Cayetano Martínez de Irujo confiesa que ha estado al borde de la muerte por su enfermedad (Gtres).

"Me ha costado recuperarme porque vi la muerte”

Cayetano explicó en aquel entonces que si hubiera tardado seis u ocho horas más en llegar al hospital “hubiera sido irrecuperable. Habría tenido una infección en los órganos y se habría pasado a la sangre. Yo pensaba que me estaba muriendo, tenía alucinaciones. La semana de Sevilla ha sido la peor que he pasado en mi vida porque me estaba muriendo literalmente. Si me quedo allí me muero y si me espero seis horas más hubiera tenido secuelas de por vida”. 

En esta ocasión quien estuvo a su lado fue su exmujer, Genoveva Casanova, con quien tiene dos hijos en común, los mellizos Amina y Luis. “Me llevó al hospital en Madrid y directamente me fui al quirófano. A partir de ahí 11 horas de operación y dos semanas con mucho sufrimiento. Me ha costado recuperarme porque vi la muerte”. Ahora asegura que sale a la calle a pasear pero “ha sido una cosa que me ha dejado bastante impactado”. Esta situación tan delicada le ha hecho replantearse la vida de otra manera: “Me tengo que preocupar más de mí y no tanto de los demás y tomarme la vida con mucha más calma”.