Carmen Lomana se encuentra en Marbella, donde viajó en pleno estado de alarma. La socialité fue pillada hace unos días saliendo de la Playa Casablanca, y fue acusada de haberse saltado el confinamiento al ir allí desde Madrid.

Sin embargo, Lomana ha aclarado que se vio obligada a ir a su casa de la playa porque "se estaba inundando de agua debido a unas filtraciones en el tejado. He estado sin venir muchos meses y las lluvias que entraban por la tejas estaban dañando el interior. Fue un viaje de urgencia. Al morir mi empleada de Covid, que era la que tenía las llaves de casa pues no había nadie que pudiera venir y solucionarlo. Eso es todo y mira la que me han montado. Inventándose que he roto el confinamiento", dijo a 'Jaleos'.

Una vez solucionado el problema, Lomana está aprovechando estos días para disfrutar del sol y de la playa.

Carmen Lomana, espectacular en bikini

Con un bikini de lo más sexy amarillo, Carmen Lomana ha sido pillada esta semana paseando por las playas de Marbella. Destaca su collar juvenil de conchas.

Carmen Lomana en la playa

Carmen Lomana en la playa

Sola y relajada en la Milla de Oro de Marbella

Lomana está disfrutando de estos días sola, en la vivienda que posee lado de la Mezquita privada del rey Salman, en plena Milla de Oro de Marbella.

Carmen Lomana en la playa

Su situación económica

A finales de mayo, Lomana aseguró que cómo lo estaba pasando económicamente a causa del coronavirus.

"Yo tengo oficinas que alquilo, fundamentalmente vivo de eso, y se han quedado vacías", indicó Carmen en el programa de 'Todo es mentira' en el que colabora, para después hacer una dura confesión: "Tengo para comer pero no sé por cuánto tiempo", dijo, en tono de broma.

Carmen Lomana confiesa: "Tengo para comer pero no sé por cuánto tiempo".