Tras meses de largas jornadas laborales por las elecciones madrileñas, y aprovechando el fin del Estado de Alarma, Isabel Díaz Ayuso ha aprovechado este fin de semana para escaparse a Ávila. En concreto, a Sotillo de la Adrada, un municipio del valle del Tiétar a sólo cinco kilómetros de la Comunidad de Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid nació en la capital, pero todos los vecinos de Sotillo la han visto crecer. Su familia paterna es del pueblo, de toda la vida, e Isabel Díaz Ayuso no duda en acudir siempre que puede a ver a los suyos y a disfrutar del bosque que tiene el lugar.

El padre de la política del PP y su abuelo paterno eran de Sotillo. Éste último, llamado Leonardo, como su difunto hijo, tenía un establecimiento de hostelería en el pueblo, que actualmente sigue estando abierto pero regentado por otras personas ajenas a la familia de Ayuso.

Aunque su padre y su abuelo ya han fallecido, Isabel Díaz Ayuso sigue teniendo muchos familiares en el pueblo, y también amistades. Recordemos que fue en Sotillo donde se reencontró con Jairo Alonso en 2016, año en el que comenzaron su relación. Ambos se conocían de toda la vida del pueblo pero no habían vuelto a coincidir en años. Ahora, como ya sabemos, su relación no es formal –como novios– aunque tienen una bonita amistad –y quién sabe si algo más–.

Isabel Díaz Ayuso se reencuentra con su familia paterna en el pueblo

Se desconoce si la presidenta de la Comunidad de Madrid ha ido acompañada de Jairo Alonso a Sotillo de la Adrada este fin de semana. Lo que sí sabemos es que Ayuso ha aprovechado para llevar a su perro, Bolbo, al pueblo.

Ambos han disfrutado en grande del frondoso bosque que recorre el municipio. La presidenta se lo ha pasado tan bien que no ha dudado en inmortalizar el momento con numerosas fotos, de las cuales ha subido a Instagram sólo tres, en las que vemos al pequeño Bolbo gozándolo de lo lindo.

Lejos de la ciudad

Ayuso ha sido, como vemos, una de los tantos madrileños que han aprovechado el fin del Estado de Alarma para escaparse de la capital, que es preciosa pero que, como sabemos los que vivimos aquí, a veces ahoga.

Nada mejor para recargar las pilas y respirar aire limpio que acudir a un entorno rural. Y qué mejor que el pueblo de una. Ayuso tiene allí muchos amigos desde siempre, pues acudía a veranear casi todos los veranos junto a sus padres.

Su madre ahora reside en Chamberí, cerca del domicilio de la hija. El padre de la política, Leonardo Díaz Álvarez, falleció en el año 2014, a los 68 años. Ayuso tiene un hermano del que se desconoce su identidad.

El padre de Ayuso y ella misma de pequeña
El padre de Ayuso y Ayuso de pequeña.

¿Tú también has aprovechado para irte de la ciudad este fin de semana?