El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, y su mujer Helena Rakosnik, disfrutaron de una escapa de lujo por Ibiza y Formentera el pasado el fin de semana del 9 al 11 de julio.

El matrimonio puso rumbo a las islas Baleares minutos después que el Tribunal de Cuentas diera a conocer que Mas había recurrido la fianza por valor de tres millones de euros, interpuesta en su contra por la consulta del 9-N.

La cantidad total que pide el Tribunal de Cuentas es de 5,4 millones a los líderes independentistas del 'procés' y el Govern de la Generalitat de Cataluña ha aprobado un fondo para cubrir con dinero de todos los catalanes las fianzas impuestas, por lo que estas vacaciones de lujo del catalán están siendo muy criticadas por considerarlas un dispendio.

Artur Mas y su mujer cogieron un avión privado

El expolítico catalán y su esposa tomaron un exclusivo jet en el aeródromo de Sabadell (Barcelona), dedicado a la operación de aviones privados y aerotaxis, pasadas las 10:50 horas del viernes 9 de julio, según publica 'Vanitatis'. Junto a ellos iba Marcel Pascual Forns, propietario del avión y fundador de Greens Power Products y distribuidor de Hondaempresari, y otro matrimonio de amigos.

Al poco tiempo de aterrizar en Ibiza, fueron de compras a la tienda Sluiz y después se desplazaron al restaurante Sa Nansa, contiguo a la mítica discoteca Pacha Ibiza, cuyas especialidades son el arroz, el pescado y el marisco. El precio medio por persona en este local está entre los 60 y los 100 euros.

El expresidente de Cataluña, Artur Mas, durante unas vacaciones en 2016
El expresidente de Cataluña, Artur Mas, durante unas vacaciones en 2016 Gtres

El yate tiene un precio que asciende a 7.800 euros al día

Después el grupo de amigos se subió en una furgoneta Mercedes que les llevó hasta donde estaba el ferry de la compañía Baleària en el que viajarían hasta la isla de Formentera. Una vez aquí, se montaron en el yate de lujo de 26 de metros de eslora.

El Alvium es un Sunseeker modelo Predator 84 que se alquila en el puerto por 7.800 euros al día y cuenta con todo tipo de comodidades.

La embarcación cuenta con un equipamiento de primera clase a bordo, como una Smart-TV de 42 pulgadas en el salón y, en el camarote principal hay un sistema de altavoces BOSE lifestyle. Todas las habitaciones están equipados con TV, DVD y música con base de conexión para iPod. Además el barco cuenta con varias motos de agua, esquí, tabla de 'paddle surf', un ‘donut’, un ‘wakeboard’, tablas de windsurf, entre otras cosas.

Mas y a su mujer disfrutaron de algunas de algunas de estas actividades acuáticas como del snorkel, nadar en las aguas del Mediterráneo.

Marcel Pascual asegura que Mas solo ha pagado el ferry para evitar polémicas

A pesar del fin de semana de lujo que disfrutaron, el único coste al que habría hecho frente el exmandatario es al trayecto entre Ibiza y Formentera, cuyo precio no supera los 30 euros.

La persona que ha sufragado la gran parte de los gastos ha sido Marcel Pascual, que se quedó viudo tras morir su mujer Pilar Forcada en la primavera. Así lo ha explicado él a la mencionada publicación. “Han venido a estar a mi lado en estos momentos tan duros, lo he pasado muy mal. Me preocupa, pobre hombre, que encima de que viene a apoyarme le critiquen por pasar un fin de semana de lujo, no ha sido así, ha estado en casa de un amigo. Lo único que han pagado ha sido el ferry de Ibiza a Formentera”.

Después volvió a incidir en esta idea: “No me gustaría que se hable de que Artur Mas se está gastando el dinero o que lleva una vida de lujo, lo he invitado yo, como hago cada año con todos mis amigos".

El lunes 12 de julio por la mañana, a las 10:00 tomaron el avión privado de vuelta desde Ibiza al aeródromo de Sabadell, donde aterrizaron 45 minutos después.