Andrea Levy nunca habla de su vida privada con los medios, y mucho menos aún ofrece datos de su más estricta intimidad. Unas normas autoimpuestas que la delegada de Cultura, Deportes y Turismo del Ayuntamiento de Madrid se saltó el pasado mes de febrero, al confesar a todo el mundo la enfermedad con la que lleva luchando años.

La política, de 37 años, confesó que sufría fibromialgia, "una enfermedad crónica que me produce un dolor casi paralizante, durante muchos días, por todo el cuerpo. (...) Hay días que apenas duermo y que rabio de dolor, no puedes hacer nada con esta enfermedad, los músculos no te responden. Salir de casa a veces es un reto”, dijo en televisión.

El hecho de que Levy contase abiertamente la afección que padecía estuvo condicionada a las críticas que recibió un día antes por haberse trabado leyendo un discurso en público. Se la llegó a llamar "borracha" y analfabeta.

Andrea Levy explicó que leyó de ese modo por culpa de la medicación que tomaba por padecer dicha enfermedad, tal y como te contamos en Vozpópuli. De todo esto han pasado ya cinco meses. Las aguas se han calmado, hemos dado paso al verano y ella se ha ido de vacaciones tras un curso político del todo movidito.

Andrea Levy vive su verano más 'hot' tras confesarse con los españoles

Tras la sorpresiva y personal confesión de su enfermedad, Andrea Levy siguió con su trabajo en el Ayuntamiento de Madrid con alguna que otra polémica, pero nada que ver con la que protagonizó en febrero.

Ahora, en julio, la del PP ha puesto tierra de por medio y se ha cogido unos días de descanso para acudir al Puerto de Santa María, en Cádiz, donde ha aprovechado para ir a la playa y de terrazas.

En esta foto la vemos la mar de sonriente y feliz con un bikini estilo marinero, tomando el sol. Una dicha que le insta hasta a mandar "besos de verano" a sus seguidores:

En la foto, además, Andrea Levy añadió música de fondo. En concreto, el archiconocido y fiestero tema Summer Son de Texas:

De bares por Cádiz con el alcalde

Pero no todo iba a ser sol y playa. Levy también está aprovechando su visita a tierras gaditanas para acudir a sus más emblemáticos bares, como a Bar Vicente. Un establecimiento donde ha disfrutado con Germán Beardo, alcalde de Puerto de Santamaría, también del PP.

Andrea y Germán en el Puerto

Como curiosidad, cabe destacar que Levy ha escogido el mismo destino vacacional que Mariano Rajoy.

Un verano 'hot' y... ¿soltera?

La última relación sentimental conocida de Andrea Levy fue la que tuvo con Pepe Ruiz-Gallardón Utrera, uno de los cuatro hijos de Alberto Ruiz-Gallardón, ex alcalde de Madrid (2003-2011) y expresidente de la Comunidad (1995-2003). Ambos cortaron en noviembre del pasado año tras unos meses saliendo, tal y como publicó Vozpópuli en exclusiva.

Antes de Pepe, a Andrea Levy se la relacionó con el músico Nacho Vegas, con el que habría estado más de dos años. La estrecha amistad del artista y la política se hizo pública a finales de 2016, momento en el que se les comenzó a ver juntos en diferentes conciertos. En un concierto que Vegas dio en el Sonorama se les vio besándose en el backstage por primera vez y tras ello, vendrían más besos. Sin embargo ninguno de los dos lo confirmó oficialmente y ella se limitaba a decir que eran solo "buenos amigos y ya está".

Antes, se la relacionó con el escritor independentista Enric Vila, y después con Pau Roca, guitarrista del grupo indie La habitación roja, del que ella es fan, y con el periodista de El País Manuel Jabois.

Andrea Levy

Ahora, se supone, la concejala está soltera, y disfrutando de sus vacaciones al máximo.