Albert Rivera parece que no es tan feliz como el año pasado. El ex líder de Ciudadanos, de 41 años, ha cumplido ya un año y medio alejado de la política.

Desde marzo de 2020 trabaja en el despacho de abogados Martínez Echevarría, donde parece que no se siente muy dichoso ni entretenido. De hecho, estaría pensando en volver al ruedo.

Albert Rivera, "muy aburrido" en su trabajo

Ya lo desveló Vozpópuli en febrero de este año: cada vez suena más el posible regreso de Albert Rivera a la política, y en concreto al Partido Popular, pues la buena relación entre Pablo Casado y el novio de Malú es evidente. A esto hay que sumarle que Rivera "ya trabaja para el PP". El hoy presidente ejecutivo del bufete Martínez Echevarría/Rivera realizaba para el PP de Casado los recursos contra la ley catalana del Alquiler o la ley Celáa.

El rumor de un próximo regreso de Rivera ha vuelto ahora a encenderse tras lo publicado por La Razón, que asegura que el catalán está deseando regresar al mundo mediático y político porque "se aburre" en su trabajo: "Lo que de verdad le gustaría es volver a la política". Y en concreto al PP. El de Barcelona descarta a todas luces todo futuro con Ciudadanos, que, por cierto, lo tiene bastante negro.

Casado y Rivera

Ya no es tan "feliz" como el año pasado

Meses después de dejar la política, Rivera tenía un subidón considerable. Además, coincidió con el nacimiento de su segunda hija.

"Llevo 41 años de aprendizajes, de instantes maravillosos, de retos que te hacen seguir creciendo, de rasguños que te curten, de buena gente y amigos a los que he conocido por el camino; y tengo dos hijas, una mujer y unos padres a los que amo. Soy feliz. Gracias a la vida", decía el catalán a finales de 2020.

La llegada de su segunda hija, Lucía, nacida en junio de 2020, fue sin duda un acontecimiento que colmó de dicha a Rivera y a su pareja, la cantante Malú, y que puso el broche de oro a una relación que se hizo oficial en el verano de 2019. Esta felicidad se sumó además a la de darle una hermanita a Daniela, su hija mayor, fruto de su primer matrimonio, y a la posibilidad de tener más tiempo libre para disfrutar de su familia.

Albert Rivera y Malú salen del hospital con su hija

Su segunda paternidad y su nuevo trabajo dieron alas a Rivera y le llenaron de novedades y proyectos. Pero ahora, un año después y cuando todo se ha convertido en rutinario, parece que se ha dado cuenta de que su sitio está en la política. Veremos qué acaba sucediendo y qué opina Malú de todo esto...