Todos nos quedamos estupefactos al oír estas palabras de Alba Carrillo en Telecinco. Y enseguida empezaron las especulaciones sobre cuál era el as que podría tener la modelo. 

Quizás la clave nos la está dando la misma Alba en el reciente mensaje que ha colgado en Instagram: “Venga, ¿alguien más que se quiera subir a este carro? Mi delito ha sido no aguantar todo por llevar un bolso bueno colgado en el antebrazo(…) Me sorprendió el divorcio en su momento ( ahora ya no porque tengo piezas del puzzle que no tenía), porque la que tenía motivos más que suficientes para dejar la relación era yo, pero luchaba sin parar porque estaba enamorada. Estoy cansada ya, si la gente tiene una vida tan plena, no sé qué hace hablando de temas que no son los suyos (…) que se dediquen a dar el “cante” (…) Mis amigos como son anónimos y de toda la vida se dedican a apoyarme en silencio, que es lo que deberían hacer todos, ya que no han estado debajo de mi cama para saber lo que pasaba, algunas igual encima pero debajo…NO!”. 

Todo esto ha dejado en la red, la modelo. Son sus propias palabras.

El mensaje no tiene desperdicio y no deja indiferente a nadie. Alba está muy enfadada, se ve claro. Pero muy enfadada.

Detengámonos un momento en la frase que ha encerrado entre paréntesis: “…porque tengo piezas del puzzle que no tenía” . Quizás “esas piezas” son precisamente el as en la manga de Alba Carrillo. ¿Son fotos esas “piezas? ¿Son quizá mensajes? ¿Son acaso las dos cosas? El misterio continúa, y con el misterio también el enfrentamiento. Y el as, pendiente.