Adriana Abenia, de 33 años, acudió a la entrega de premios GQ que se celebró el pasado jueves. La presentadora zaragozana acudió con un vestido muy provocativo, en color negro, de Juana Martín, con de escote generoso y transparencias que dejaban ver su ropa interior en la parte inferior.

Sin embargo, acabó enseñando más de la cuenta al no llevar sujetador y debido al escote de vértigo que llevaba. La presentadora acabó con un pecho al descubierto posando así, sin darse cuenta ante los fotógrafos en la alfombra roja.

Un descuido de Adriana Abenia le deja con un pecho al aire.

En cuanto se dio cuenta del descuido, se dio la vuelta ruborizada por la mala jugada del vestido, y sin saber dónde meterse por la vergüenza. Instantes después, cambiaba de actitud y se lo tomaba con humor, no pudiendo parar de reírse.

Adriana vivió un momento de 'tierra, trágame'.

De este modo, la presentadora logró convertirse accidentalmente en la protagonista de la entrega de premios Hombres del año de la revista GQ, donde pudimos ver a rostros conocidos como Marc Márquez, Charlie Heaton, Yon González, Javier Gutiérrez o Eduardo Casanova.

No es la primera vez que Adriana sufre un percance con su vestido, en el año 2013, en la gala de los 40 Principales, se le rompió el vestido, que también era con transparencias, a la altura del trasero al llevado excesivamente ceñido. Lo mismo que le ocurrió a la actriz Sofía Vergara en los premios Grammy de ese mismo año.

La presentadora escogió un vestido muy provocativo para los premios GQ.