Desde la heterodoxia

Y de nuevo Banco de España

De nuevo, Banco de España. La historia se repite. Jaime Caruana, Miguel Ángel FernándezOrdoñez, Luis María Linde y en el trasfondo los inspectores del regulador. Y para completar el cuadro, algo que no es de su incumbencia, el análisis económico y las recetas que cuan martillo pilón suelen ofrecer cada equis tiempo los sucesivos gobernadores del Banco de España. Su tema favorito, el mercado laboral. Ni olieron ni entendieron la naturaleza sistémica de la actual crisis económica, pero siguen a lo suyo.

¿Estos señores han visto la evolución de las rentas del factor trabajo en relación a las rentas empresariales?

A principios de 2012, el otrora gobernador de Banco de España Miguel Ángel FernándezOrdoñez afirmaba, sin despeinarse, que “hay que ajustar precios y salarios para incrementar la productividad, y este es el único camino a corto plazo para impulsar y recuperar la competitividad de la economía española”. Este análisis además de reflejar una insensibilidad social preocupante, simplemente era erróneo. Pero da igual, el actual gobernador, Luis María Linde, vuelve a la carga, ve "necesario cambiar lo que desincentiva la contratación indefinida, es decir, el mayor coste del despido.” Además, pide más flexibilidad para bajar salarios ante coyunturas adversas. En definitiva, y de nuevo, más de lo mismo, pide “reformar el mercado laboral para dar mayores facilidades para bajar los salarios cuando la situación económica lo requiera, y promover los convenios de empresa”. ¿Estos señores han visto la evolución de las rentas del factor trabajo en relación a las rentas empresariales? Me temo que no.

Su disección sobre la actual situación económica es cuando menos parcial. Obvian una de las causas más evidentes de la actual crisis sistémica, la actitud pasiva que los órganos rectores de Banco de España y los distintos Gobernadores mantuvieron durante el insosteniblecrecimiento del crédito bancario, tanto en el mandato de MAFO como en el del señor Caruana. Se produjo un crecimiento desordenado del crédito bancario como consecuencia de la falta de determinación demostrada por los distintos Gobernadores del regulador para exigir a las entidades sometidas a la supervisión del organismo regulador el rigor necesario en la asunción de riesgos exigibles a gestores de recursos ajenos. De aquellos barros estos lodos.

Otra carta de los inspectores de Banco de España

Y el señor Linde no quiere ser menos. Acabamos de conocer la carta de la asociación de inspectores del Banco de España sobre el funcionamiento del Mecanismo Único de Supervisión (MUS). ¿Se acuerdan la que en su momento enviaron en 2006 al otrora ministro de economía, Pedro Sobes, y al gobernador Jaime Caruana? Nos avisaban de la que iba a venir. Ahora sucede lo mismo, nos vuelven a avisar. Es muy dura. En ella se dice lo siguiente: “Transcurrido ya algo más de un año desde su puesta en funcionamiento, la Asociación de Inspectores del Banco de España (AIBE) cree que resulta necesario hacer una profunda reflexión sobre la forma en la que se ha diseñado la estructura y puesta en funcionamiento del MUS ya que, a nuestro juicio, presenta importantes deficiencias que pueden comprometer la eficacia de la labor supervisora, por lo que sería conveniente que se llevaran a cabo ciertas reformas para que pueda alcanzar su objetivo de realizar una supervisión más sólida de las entidades financieras…

… Es oportuno recordar que nos encontramos en un escenario en el que nuestras autoridades han cedido una parte muy relevante de nuestra soberanía nacional, como es la supervisión bancaria de las entidades más significativas, mientras que, tal y como se ha configurado el funcionamiento del mecanismo único de resolución, es muy posible que los ciudadanos españoles tuvieran que seguir asumiendo al menos una parte del coste de una hipotética crisis bancaria como la que recientemente hemos padecido…

… Además, con independencia de los fondos públicos que, en su caso, hubiese que aportar, las autoridades españolas deberían tener muy presente que la crisis y resolución de una entidad puede tener unas repercusiones muy negativas en el país: mayor concentración bancaria (con los efectos negativos conocidos sobre las condiciones aplicadas a la clientela); menores oportunidades de financiación para nuestras empresas, en especial para las pymes; pérdida de puestos de trabajo, posible efecto contagio sobre el resto del sistema bancario nacional, etc.”

Los Bancos Centrales vuelven a proteger a la banca sistémica frente al interés general de la ciudadanía

Aristóbulo de Juan ya avisaba.

El otrora Director General de Banco de España y persona clave en el diseño del rescate bancario español de la década de los 80, Aristóbulo de Juan, en un artículo reciente de hace dos meses, Los Problemas de la Unión Bancaria,publicado en el diario El País ya nos alertaba de lo mismo que ahora detallan los inspectores. Aristóbulo señalabaaspectos muy jugosos sobre la Unión Bancaria en la Unión Europea muy parecidosa lo que relatan los inspectores del regulador y que no hacen otra cosa sino que aumentar la fragilidad de la banca sistémica europea. Por un lado, “no se refuerza la vigilancia de la pérdida de valor de los activos, verdadera causa de la insolvencia y de las crisis bancarias”,… “e incluso las exigencias regulatorias de capital validan componentes de escasa calidad y conceptualmente muy discutibles, por ser onerosos o exigibles o por carecer de sustancia económica o de liquidez -activos fiscales diferidos y ciertos títulos híbridos-“. Por otro lado, “las inspecciones dirigidas por el Mecanismo Único de Supervisión evitan que se cuantifiquen los ajustes, reduciendo al mínimo la duración de las inspecciones”,… “abandonando incluso un mecanismo clave para una buena supervisión, la revisión de los expedientes de crédito de cara a detectar la capacidad de pago del deudor”. Estos diagnósticos defectuosos supondrán, respecto al mecanismo de resolución, “retrasar, obstaculizar e incluso impedir el tratamiento pronto y eficaz de la insolvencia”. Impactante, ¿verdad?

En definitiva, termina rematando Aristóbulo de Juan, “un diagnóstico y un tratamiento tardío o equivocado de la insolvencia encarecería fuertemente las soluciones, que serían sufragadas por los propios sistemas financieros y el “bail-in” de los acreedores… sin excluir incluso a los contribuyentes”. En resumidas cuentas, los Bancos Centrales vuelven a proteger a la banca sistémica frente al interés general de la ciudadanía. Pero eso sí, distraigamos a la gente, y hablemos de cómo abaratar el salario.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba