Desde la heterodoxia

¿Gran Coalición? ¡No, gracias!

Leo, releo, vuelvo a releer, distintos blogs de opinión, editoriales, análisis, nuevas encuestas demoscópicas de medio pelo y me surgen varias dudas. ¿En qué mundo vive toda esta gente? ¿Por qué no abren los ojos a la realidad? ¿Por qué quieren seguir manteniendo el actual statu quo, por obra y gracia de ese nuevo gran engaño llamado Gran Coalición? ¿Por qué no son capaces mínimamente de explicar la cruda realidad económica patria? ¿Saben qué estamos en los inicios de un ciclo de aversión al riesgo que terminará con el actual ciclo secular global de la deuda? ¿Conocen las consecuencias que ello tendrá para España? Lo siento, pero todos ellos son los auténticos anti-sistema.

En ninguno de sus análisis se explica la realidad económica a los españoles. En la crisis del petróleo, al igual que en la recesión global 1980-1982, al igual que en la crisis coyuntural 1990-1992, al igual que en la crisis sistémica iniciada en 2008, en nuestro país las élites de turno negaban la realidad, vendían humo a sus conciudadanos. Simplemente se estaba retrasando lo inevitable. Ahora está pasando lo mismo. El crecimiento económico desde la segunda mitad de 2014 es frágil, auto-programado por las élites para evitar un resultado electoral que en su momento aún era peor para sus intereses.

La Segunda Fase de la Gran Recesión está ya a la vuelta de la esquina

Se relajó a su antojo la austeridad expansiva, que ahora pretenden acelerar de nuevo. Se suministró una nueva dosis de esa droga de diseño que induce alucinaciones y sensaciones de bienestar. Me refiero a la tan aclamada política monetaria expansiva, absolutamente ineficiente en recesión de balances. ¡Qué días de gloria aquellos del boom inmobiliario! Querían y quieren hacernos recordar esas sensaciones experimentadas durante el pelotazo urbanístico. ¡Hasta las entidades bancarias se han animado a abrir el grifo del crédito!

Despertando del sueño

Pero, aunque perezosos, poco a poco nos vamos despertando de esos sueños, ensoñaciones que pueden acabar de nuevo en pesadillas. Colea el enésimo caso de corrupción urbanística. La expansión cuantitativa está exhausta. Las curvas de tipos de interés se aplanan, recordándonos que laSegunda Fase de la Gran Recesión está ya a la vuelta de la esquina. El negocio tradicional bancario, finiquitado, lo que les induce a jugar al gran casino. La banca restringirá de nuevo las condiciones financieras, simple y llanamente porque está zombi.

¿Y la gran empresa patria, la del Ibex 35? En su mayoría altamente endeudada, incapaz de generar flujos de caja permanentes estables. Eso sí, los muy patriotas operando en paraísos fiscales, viviendo de privilegios impositivos y deducciones ineficientes, ¡un auténtico despiporre!

No solo pretenden culpabilizar y ocultar al que sufre sus políticas, pretenden confundir

Pero lo peor no es eso. Pretenden negar la realidad. Estamos viendo a distintos “think tank” conservadores atacando cruelmente a la ONG Intermon Oxfam. Para ello se inventan metodologías espurias que auto-confirman su ideología, ¡que buenas son las políticas de austeridad que nos llevan a la exclusión! No solo pretenden culpabilizar y ocultar al que sufre sus políticas, pretenden confundir. ¡Basta ya de tanta tomadura de pelo! No solo es Oxfam, es Caritas, es UNICEF, es la Oficina Estadística de la Unión Europea, es la Red Europea de Lucha contra la Pobreza, es la Organización Internacional del Trabajo. En 2014 en España se alcanzaron cifras récord en pobreza, desigualdad y privación material severa. 13.657.232 personas viven en riesgo de pobreza y/o exclusión social en España. De este total, 3,2 millones viven en situación de pobreza severa, es decir, por debajo del umbral del 30% de la mediana de la renta de 332 euros mensuales para un hogar de una sola persona.

Pero ¡hete aquí que somos ricos! ¡Nos dicen que somos más ricos que suecos y daneses! La razón es la vivienda en propiedad (en Suecia y Dinamarca la propiedad es muy inferior o inexistente). Como la propiedad de la vivienda computa como riqueza resulta que tenemos más riqueza que dichos países. Pero es todo lo contrario. Su uso como bien de inversión es uno de los mayores dramas de nuestro país: burbujas, dificultad de acceso, ausencia de vivienda en alquiler y social, imposibilidad de movilidad geográfica… La burbuja inmobiliaria española según Pyketti era la mayor de la historia (piensen ustedes lo que eso implicaba en términos de riqueza). Hilarante, ¿verdad? Todo esto a quien realmente ha beneficiado es a los propietarios del suelo -auténticos vampiros que extraen la renta al resto de españolitos-. Y en su momento a inmobiliarias y bancos, ahora en franca decadencia.

No a las soluciones cosméticas

Tras los resultados electorales del 20D, estamos inmersos de nuevo en una mercantilización y comercialización de la democracia que llegan a tal extremo que la erosionan muy seriamente. Transforman el juego democrático de elegir a nuestros representantes en un espectáculo de retóricas vacuas, donde predomina la distracción y la estupefacción. Las mentes cívicas de la ciudadanía son arrinconadas a un lado en favor de esas mentes pensantes vinculadas a medios de comunicación insolventes, consultores políticos, expertos y proveedores de un Estado corporativo cada vez más dictatorial. De ahí el discurso del miedo, el hostigamiento a los disidentes, las continuas llamadas a “la responsabilidad”.

Somos nosotros los votantes quienes podemos cambiar todo esta profanación rancia de nuestra democracia

Pero somos nosotros los votantes quienes podemos cambiar todo esta profanación rancia de nuestra democracia. Hagamos nuestra tarea, cambiemos la naturaleza de los debates espurios, impongamos las agendas a nuestros representantes. No podemos seguir pagando el alto precio que supone dejar que la política siga siendo una forma de entretenimiento y distracción dirigidas por unos medios de comunicación obsesionados con la anécdota más que por el bienestar y salud democrática de sus ciudadanos. Acabemos con el Totalitarismo Invertido “a lo Sheldon Wolin” en que se ha convertido nuestra querida España. Y evitemos ese gobierno que entre bambalinas se está creando en la sombra, pura operación cosmética para que todo siga igual.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba