Unión Europea

Dijssembloem pide a Gobierno y Comisión aclarar el PIB de España

El detalle de nuestro análisis que demuestra, más allá de toda duda razonable, que el PIB oficial español está sobrevalorado en un 17,5 %, fue enviado a la Comisión Europea, al Europarlamento y al Eurogrupo. Las respuestas que hemos recibido de cada uno de esto organismos son, cuando menos, interesantes, por su contenido e interés en resolver la controversia que hemos hallado.

Luis de Guindos y el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.
Luis de Guindos y el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. EFE

Hace unos meses los profesores y economistas Roberto CentenoJuan Carlos BarbaJuan Laborda y Juan Carlos Bermejo,abajo firmantes, calculamos el PIB real de la economía española, valorando los componentes del mismo a través de las estadísticas oficiales y por tres vías distintas.

  • Desde la perspectiva de la producción, con los valores añadidos obtenidos en las encuestas oficiales sectoriales de servicios, industria y construcción.
  • Desde la perspectiva de la renta, con los datos de renta disponible de la Agencia Tributaria.
  • Desde la perspectiva de la demanda, a través de las encuestas de demanda del propio INE.

Una metodología no discutible, que además, ha sido validada por la institución de análisis económico mas prestigiosa de Alemania. 

El detalle de este análisis que demuestra, más allá de toda duda razonable, que el PIB oficial español está sobrevalorado en un 17,5 %, fue enviado a la Comisión Europea, al Europarlamento y al Eurogrupo

El detalle de este análisis que demuestra, más allá de toda duda razonable, que el PIB oficial español está sobrevalorado en un 17,5 %, fue enviado a la Comisión Europea, al Europarlamento y al Eurogrupo, solicitando respetuosamente que, ante la gravedad de las consecuencias para la economía española, y para toda la eurozona, fuera auditada de inmediato por Eurostat, la Contabilidad Nacional de España, desde 2008 a 2015.

Las respuestas que hemos recibido de cada uno de esto organismos, son cuando menos, interesantes, por su contenido e interés en resolver la controversia que hemos hallado.

Desde la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, Vicepresidente de la Comisión, y Pierre Moscovici, Comisario Económico, nos agradecieron nuestra aportación. Sin embargo, prefirieron, y más en año electoral, mirar para otro lado, alegando que sus estrechos contactos con el gobierno de España —los presuntos responsables de la manipulación— garantizaban su veracidad, aparte de afirmar que Eurostat verifica los resultados enviados por el INE. Ante esta ambigua respuesta, nos volvimos a dirigir a ambos, detallando los datos del estudio, y poniendo en duda que Eurostat compruebe los datos.

Justo, al contrario, el entonces Presidente del Europarlamento, Martin Schulz, se mostró muy interesado y nos aseguró que, dada la gravedad de los hechos, pediría un informe a la Comisión de Asuntos Económicos y Financieros del Europarlamento. Lamentablemente, su dimisión para participar en las importantes elecciones alemanas de septiembre de 2017, no lo permitió. 

En la misma línea que Schulz, se ha mostrado el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que nos respondió el 24 de marzo de 2017, afirmando que, aunque el tema no era competencia del Eurogrupo, sus conclusiones eran tan importantes que las haría llegar a las autoridades españolas y comunitarias.

Carta de Jeroen Dijsselbloem.
Carta de Jeroen Dijsselbloem.

Creemos que los lectores ahora pueden entender las razones por las que hace unos días, el presidente Rajoy se refería a “unos plastas que se empeñan en decir que las cosas van mal”, en clara alusión a nuestra persona. 

El INE, a pesar de estar obligado a responder, ha dado la callada por respuesta, lo que ha dejado muy sorprendida a esta importante institución

Por otro lado, el IFW de Kiel, conocedor de nuestro estudio, se dirigió oficialmente por escrito al INE hace cuatro semanas, solicitándole una explicación sobre las enormes discrepancias que existen entre nuestros cálculos y la versión oficial, dado que nuestra metodología de cálculo era correcta. El INE, a pesar de estar obligado a responder, ha dado la callada por respuesta, lo que ha dejado muy sorprendida a esta importante institución.   

Recientemente, hemos respondido al presidente del Eurogrupo, aportando pruebas de la manipulación de las cuentas nacionales, así como de que Eurostat, en contra de las afirmaciones de la Comisión, parece no estar cumpliendo con su tarea de verificación.

Eurostat, en contra de las afirmaciones de la Comisión, parece no estar cumpliendo con su tarea de verificación

Dado que se trata de un tema crucial que afecta al futuro económico de millones de españoles, hemos decidido hacer pública nuestra respuesta, para que lo visualicen los ciudadanos españoles, cada día más empobrecidos, que soportan los mayores impuestos sobre el trabajo y la familia de todo el mundo desarrollado (OCDE) para financiar el despilfarro y el nepotismo de la clase política más corrupta de Europa; los 9,5 millones de jubilados que perderán hasta la mitad de sus pensiones en los próximos años gracias a la reforma aprobada por el PP en 2013; los 3 millones de parados tirados en la cuneta sin prestación alguna, y sobre todo, las jóvenes generaciones de españoles, que lamentablemente, vivirán peor que sus padres por primera vez, y con su futuro se verá arruinado por la mayor burbuja de deuda de nuestra historia.

Estimado Presidente:

Muchas gracias por su carta del pasado 24 de marzo en la que responde a las nuestras de 24 de noviembre y de 13 de enero donde expresamos nuestra preocupación por la veracidad de las cifras de la Contabilidad Nacional de España, que alteran gravemente la dimensión de nuestra deuda pública y de la presión fiscal en relación al PIB. 

En ella nos explica como, a pesar de que el tema por nosotros estudiado con todo detalle y denunciado no es competencia del Eurogrupo, usted lo ha hecho llegar por su gravedad a las autoridades españolas y comunitarias para su análisis y seguimiento. Por ello, quisiéramos agradecerle su actitud e interés.

Usted entiende, como cualquier ciudadano europeo, que es obligación de Eurostat verificar los datos estadísticos transmitidos por los países “sobre la base de medidas apropiadas para asegurar su calidad”.

Sin embargo, tenemos datos que parecen demostrar que, tanto Eurostat como la Comisión, no están cumpliendo con su cometido definido en el Tratado de la Unión, ya que la respuesta obtenida ha sido:

  • “Las cuentas nacionales de los países de la UE se generan independientemente por las autoridades estadísticas de cada país en base a unas reglas comunes para asegurar su calidad y su comparabilidad. Estos datos, se transmite a Eurostat que los verifica sobre la base de medidas de calidad apropiadas”.
  • “Los datos no están basados en indicadores compuestos ni en correlaciones con otros indicadores, sino que se han compilado a base de detalladas fuentes de datos que son revisadas regularmente cuando aparece nueva información disponible”.
  • “La Comisión continúa monitorizando la situación económica y presupuestaria en España, en el contexto de procedimiento de déficit excesivo”.

La directiva europea prevé que Eurostat evalúe la calidad de los resultados estadísticos de los INEs (art. 4.4 549/2013 EU), pero también es responsabilidad de Eurostat cumplir con los parámetros de coherencia: “adecuación de los datos para ser combinados con fiabilidad en diferentes formas y para diversos usos” (art. 12.1g 223/2009 EU) y de transparencia “la Comisión (Eurostat) hará pública, si procede, su evaluación de la calidad de las contribuciones nacionales a las estadísticas europeas” (art. 12.4 223/2009 EU).

Señor presidente. Si la Comisión recibe por nuestra parte, como es el caso, un estudio detallado que demuestra una discrepancia del 17,5% del PIB español. ¿no cree usted que su respuesta debería incluir los detalles correspondientes que lo rebatan, según los criterios de coherencia y transparencia estadística que marca el Reglamento de la EU? Honestamente, creemos que es su obligación, y, sin embargo, no lo hace, tal como establece el reglamento EU 223/2009, a pesar de que nuestra metodología de cálculo, basada en correlaciones contempladas en el reglamento, ha sido aprobada por el IFO de Munich y el IFW de Kiel, pidiendo incluso este último, una explicación al INE de España por tan grandes discrepancias, sin haber obtenido respuesta.

Le recordamos, señor presidente, que el Gobierno de España dio una cifra de crecimiento del PIB para 2012 del -1,7%, que fue validada por Eurostat, aunque era falsa, y así lo denunciamos entonces las personas que firmamos esta carta. Tres años después, en 2016, el INE del gobierno de España corrigió la cifra al -2,9%. En 2013, de nuevo el Gobierno dio una cifra de crecimiento del PIB del -1,2 %, que Eurostat validó también. Posteriormente, la cifra corregida por el INE en 2016 fue del -1,7%. Espero que entienda usted que pongamos en duda el hecho de que Eurostat verifica los datos que le envía el INE de España.

Lo ocurrido con Grecia, que entre 1999 y 2004 manipuló sistemáticamente sus cuentas nacionales, fue un antecedente que todos recordamos  

Cuando la Comisión afirma que “vigila estrechamente la situación económica y presupuestaria en España, en el contexto de procedimiento de déficit excesivo”. La realidad, señor Dijsselbloem, demuestra lo contrario, ya que han permitido al Gobierno de España endeudar a la nación, según los datos del Banco de España, en 592.000 millones de euros en los últimos cinco años, lo que representa el mayor y más acelerado incremento de deuda, en términos de PIB, en tan corto periodo de nuestra historia, ignorando las reglas del Pacto de Estabilidad.

Adicionalmente, la deuda con Eurosistema (Target2) de España se ha doblado desde 16% en 2011 al 33% en el 2016, año record en que pasó de 220.000 millones de euros a 362.000 millones de euros, lo que pone en cuestión la solvencia de todo el sistema financiero español.

Nuestras previsiones indican que, en el momento que finalice la expansión cuantitativa del BCE, o bien se inicie una subida de tipos, o se incremente la aversión al riesgo, España suspendería pagos en pocas semanas.

Entendemos que la Comisión no puede convertirse en colaborador necesario de tamaña tragedia, que, además, no evitarán ocultando la realidad. La Comisión no puede seguir por más tiempo ignorando la realidad, y alimentando una burbuja de deuda imposible de devolver, y cuyo estallido se llevaría por delante a España y a toda la Eurozona.

Por ello, y apelando al artículo 6.3 del 223/2009 EU, nos ofrecemos a reunirnos con Eurostat en Bruselas en una fecha a su conveniencia, para discutir cara a cara y con cifras en la mano la veracidad de nuestros cálculos y la situación real de la economía española.

Atentamente,

Roberto Centeno

Juan Carlos Barba

Juan Laborda

Juan Carlos Bermejo


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba