El futbolista brasileño del Celta de Vigo Welliton Soares dio positivo en un control de alcoholemia realizado en torno a las cinco de la madrugada de este lunes en una céntrica calle de Vigo, además de ser sancionado por conducir un vehículo con seis personas en su interior, una más de lo permitido. Welliton Soares se presentó este martes ante la jueza de instrucción número 5 de Vigo, en funciones de guardia, para celebrar el juicio rápido por un delito contra la seguridad viaria.

Según publicó 'La Voz de Galicia', Welliton "fue interceptado en un BMW de color oscuro modelo 520D mientras iba por Urzaiz a las 5.05 de la mañana. Los agentes lo vieron a la altura de la calle Príncipe con la música a un volumen elevado y a gran velocidad. Después de girar por Gran Vía, el deportistas se saltó los semáforos en rojo que hay hasta la plaza de España. Finalmente, los policías lo interceptaron en el cruce con Hispanidad después de perseguirlo una dotación del GOA, unidad especial de operaciones de élite".

En el primer test de alcoholemia que le realizaron el jugador celeste dio un resultado de 1,40 mg/l. En dos pruebas posteriores, Welliton obtuvo un 1,30 mg/l y 1,18 mg/l, respectivamente, más de cinco veces la autorizada.

El ex futbolista del Spartak de Moscú llegó al Celta en el pasado mercado invernal de fichajes, aunque apenas ha contado para Luis Enrique, quien desde su llegada sólo le concedió cuatro minutos frente al Elche en el Martínez Valero.

El atacante lleva más de un mes sin entrar en las convocatorias del técnico asturiano y desde hace un par de semanas trabaja al margen del grupo por una "tendinopatía aguda" en un tendón rotuliano.