El Comité Ejecutivo de la UEFA ha confirmado este viernes que Sevilla, con el Estadio de La Cartuja, será sede de la fase de grupos de la Eurocopa 2020 en sustitución de Bilbao y San Mamés.

La UEFA ya había remitido el pasado miércoles una comunicación oficial a las autoridades de la capital vizcaína en la que le informaba de su decisión de retirar a 'La Catedral' como sede por no cumplir los requisitos en relación a la asistencia de público por las restricciones de la pandemia y este viernes designó a Sevilla como sustituta para acoger los partidos del grupo de la selección española, Suecia, Polonia y Eslovaquia.

Además, el organismo continental también retiró a Dublín y al Dublín Arena como uno de los escenarios del torneo de selecciones y puso en su lugar a la rusa San Petersburgo.

El Gobierno vasco lo califica de "chantaje"

El consejero de Cultura y portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, acusó este jueves a la UEFA y la Federación Española de Fútbol de haber querido "chantajear" a Bilbao, a Bizkaia y a Euskadi con la decisión de que la capital vizcaína no albergue una de las sedes de la próxima Eurocopa de fútbol.

Zupiria señaló, tras un acto celebrado en Bilbao, que la UEFA "ha impuesto a última hora una condición", en referencia a la presencia de público en el estadio, "que no estaba contenida en los contratos en vigor", por lo que los servicios jurídicos de las instituciones vascas implicadas "decidirán qué hacer".

"Querer imponer la presencia de público al margen de la situación sanitaria a mediados de junio es un chantaje", ha denunciado el portavoz, quien ha asegurado que el Gobierno Vasco ha actuado "como debía, con seriedad y responsabilidad".

"Nos resultaría muy difícil explicar a médicos y enfermeras, y a los profesionales de los servicios básicos y de los centros educativos, que han hecho un esfuerzo tremendo para sacar adelante el curso, que hacemos una excepción con la UEFA y que en una situación sanitaria no adecuada permitimos la llegada de miles de personas que ocupen las calles de Bilbao como si no pasara nada", ha indicado Zupiria.