El hombre que en un minuto 93 cambió la historia reciente del Real Madrid deja el club blanco tras 16 años en el equipo. En un acto en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, Sergio Ramos se ha despedido del equipo al que llegó en el verano de 2005 con 19 años. Según la versión del defensa, el club le ofreció una oferta de renovación, pero cuando aceptó la propuesta, el club dijo que la oferta había caducado.

Según ha comentado en rueda de prensa, al final de la temporada 2019-2020, Ramos quiso renovar por dos años, pero el club solo le ofreció uno con bajada de contrato. Sin especificar la fecha, el sevillano terminó aceptando la oferta, pero cuando lo hizo, el club le comunicó que dicha oferta había caducado.

"Nunca me he querido ir del Real Madrid. Cuando acepté la oferta de renovación de un año, ya había caducado y yo no me había enterado. Se lo dijeron a mi agente hace una semana y nos sorprendió, yo no sabía que la oferta tenía una fecha de caducidad. No quiero rencor, no quiero enfrentamientos. Me quedo que es un hasta luego", zanjó el ya excapitán blanco, que se ha despedido del club en un acto lleno de emoción, acompañado de su mujer, Pilar Rubio, y el resto de su familia.

El sevillano rompió a llorar a las pocas palabras agradeciendo a todos estos años al club, al presidente, a sus compañeros, al resto de trabajadores del club y a la afición madridista. "Se cierra una etapa, pero esto esto es un hasta luego. Tarde o temprano, volveré", ha señalado el central.

Florentino Pérez comenzaba el que reconocía como un acto difícil. "Fue mi primer fichaje de un jugador español. Querido Sergio has trazado una de las trayectorias más espectaculares del fútbol. Eres ya sin duda una de las grandes leyendas del Real Madrid". Pérez, también emocionado, ha agradecido al central su etapa como madridista. "Gracias por todo lo que has dado a este club. Querido Sergio siempre serás el hombre de la décima. Gracias por agigantar la leyenda de este club. En todo este tiempo, has sido un hombre especial para mí. Esta será siempre tu casa"

Minuto 93

Ramos ascendió al Olimpo blanco con el cabezazo en la final de Champions de Lisboa, que evitaba, en el minuto 93, la derrota contra el Atlético de Madrid. El giro de cuello sobrevolando el punto de penalti y la estirada de un Courtois todavía rojiblanco, terminaban la escena prefigurada en la mueca de terror del ‘Cebolla Rodríguez’.  Los partidos que se atascaban contaron desde entonces con la baza del ‘minuto de Ramos’.

Excelso lanzador de penaltis, con un juego aéreo imperial y con una salida de balón propia de un medio centro, el sevillano puede mirar cara a cara a Beckenbauer o Passarella. Campeón de todo, elegido entre los diez mejores centrales de la historia, la vitrina de Ramos atesora un Mundial, dos Eurocopas de naciones, cuatro Champions League, cinco Ligas, dos Copas del Rey, cuatro Mundiales de Clubes, cuatro Supercopas de España y  tres Supercopas de Europa. Además fue nominado al Balón de Oro en seis ocasiones.

Ramos deja el equipo como el segundo jugador más laureado de la historia madridista, solo por detrás del actual presidente de honor, Paco Gento.