El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha sido absuelto este miércoles de las acusaciones de presunta agresión por parte de la arquitecta que reformó su casa en Valencia y que este lunes fue condenada por acoso al dirigente y a sus hijas menores de edad.

Yasmina Eid-Macchet presentó una denuncia contra el dirigente por una presunta agresión que la jueza encargada del caso ha desestimado, ya que no existió, tal y como ha quedado probado, según informaron este miércoles desde el entorno del presidente de la RFEF.

Rubiales se mostró "satisfecho" y quiso ofrecer "su más profunda solidaridad con las víctimas de algún tipo de agresión". "También con las personas que han sido víctimas de chantaje, extorsión o acoso, por parte de alguien, como ha sido el acoso tremendo que esta señora, durante tanto tiempo, nos ha hecho a mi y a mis hijas menores de edad", aseveró.

Rubiales recordó que ya ha tenido cuatro juicios, dos de ellos penales, con este tema, que concluye ahora después de cuatro años y que han "ganado" todos a la demandante, que también le acusó de desviar fondos de AFE para pagar una reforma y no pagarle la obra de su caso.

"En ellos se ha demostrado que nunca se ha desviado dinero, que he pagado la obra de mi casa íntegramente, que he sido víctima de un acoso y que en ningún momento he agredido a esta señora que me denunciaba falsamente", detalló.

El dirigente celebró que la jueza lo haya tenido "tan claro que hoy mismo ha dictado la sentencia". "Ha dejado claro y evidente que en ningún momento he agredido a esta señora. Estoy muy satisfecho de que la sentencia se haya sacado hoy, sin esperar más, en el juicio que he tenido sobre este tema", sentenció.