Tras meses de desencuentros y después de alcanzar un acuerdo con La Liga de Fútbol Profesional de Francia, el grupo Mediapro anunció este pasado viernes que no continuará retransmitiendo los partidos de la Liga francesa, ni en Primera ni en Segunda División.

La situación ha causado tal revuelo en Francia que este sábado L'Équipe dedicó su portada al presidente de Mediapro, Jaume Roures. En ella el empresario catalán aparece caricaturizado como un atracador de la serie 'La casa de papel' bajo el titular "El atraco del siglo".

Mediapro, que pidió renegociar los contratos tras la cancelación del campeonato francés a consecuencia del coronavirus, uno de los pocos en toda Europa, cesará su actividad como tenedor de los derechos del fútbol francés cuando se encuentre un nuevo operador.

"Mediapro Sport France y la Ligue de Football Professionnel anuncian que han acordado conjuntamente los términos para la devolución de los derechos de transmisión de los partidos de la Ligue 1 y la Ligue 2 a la LFP próximamente", indicó en un comunicado la compañía que dirige el empresario catalán.

La Liga del fútbol francés y la empresa de Roures iniciaron un proceso de mediación ante el Tribunal de Nanterre, tal y como informó Vozpópuli este viernes y recoge también L'Èquipe, tras impagos de alrededor de 300 millones de euros en concepto de derechos que se otorgaban a los equipos y que han puesto en jaque a los clubes franceses, dependientes ahora exclusivamente de la televisión. "Este acuerdo será sometido a la aprobación del Juzgado de Mercantil de Nanterre en los próximos días para que entre en vigor lo antes posible", señalan en el comunicado.

Acuerdo entre la liga francesa y Mediapro

La Liga de Fútbol Profesional francesa cerró en mayo de 2018 un acuerdo con la empresa de Roures para la reventa de los derechos televisivos de la Ligue 1 entre 2020 y 2024 por un importe de mil millones tal y como explicó este sábado Le Figaro. Además, el diario francés informa de que cuatro meses después del comienzo, Téléfoot, el canal creado para la emisión de los partidos, "ha quebrado”.