Hace una semana, parte de la prensa deportiva puso en la picota a Diego López por la derrota del Real Madrid en Sevilla. La eterna comparación con Iker Casillas dio paso a la petición, más o menos descarada según el caso, del regreso del capitán a la titularidad en la Liga.

Carlo Ancelotti, entrenador blanco, no se inmutó. Fiel a su plan, mantuvo a Diego bajo los palos ante el Rayo y este sábado en Anoeta.

El portero gallego no encajó ningún gol y ante la Real realizó una parada espectacular. Esta:

https://youtube.com/watch?v=7PI44KbORFw

Una intervención que parece haberle devuelto el crédito ante algunos de sus críticos. ¿Hasta cuándo? Como siempre, Twitter fue testigo del cambio de opinión de algunos: