Hay una imagen de Ramón Calderón (Palencia, 1951) que ayuda a entender lo que ha cambiado el fútbol en las últimas tres décadas, pues era normal en los 90, pero chirría en 2021. Este suceso tuvo lugar en junio de 2007, cuando el Real Madrid encarriló el campeonato liguero en La Romareda y el expresidente bajó al terreno de juego para celebrarlo.

Una década antes, cuando el equipo celebraba la consecución de su séptima Copa de Europa, Lorenzo Sanz fue uno de los protagonistas de los festejos. De hecho, apareció en el césped del Santiago Bernabéu junto con su Junta Directiva, mientras sonaba la banda sonora de Parque Jurásico por los altavoces y los comentaristas de Telemadrid se esforzaban por subrayar que había sido el segundo presidente -tras Bernabéu- en lograr el máximo galardón continental.

El fútbol de hoy no es igual, entre otras cosas, porque el negocio es diferente. De ahí que doce clubes europeos decidieran salirse por la tangente y proyectar una Superliga. Calderón habla en esta entrevista de la iniciativa y recuerda sus momentos de dolor y gloria como 'jefe' del Real Madrid.

Pregunta. Superliga europea, la que se ha montado…

Respuesta. Es un proyecto que, de haber triunfado, hubiera provocado un daño irreparable a todo fútbol. Se ha anunciado, además, en el peor momento, cuando muchos pequeños equipos están sufriendo los efectos devastadores de la pandemia y cuando más se necesita la unión y solidaridad entre todos. Era un capricho de quienes, después de haber gastado 9.000 millones de euros en fichajes en los últimos 5 años, y de haber llevado a la ruina a sus clubes, querían ser rescatados a costa de quienes ninguna culpa tuvieron en que ello ocurriera.

P. ¿Afectaría a las ligas locales?

R. Afortunadamente, el proyecto parece que ha fracasado, así que no habrá perjudicados inmediatos por su culpa.

P. ¿Qué opina de la estrategia de los organizadores y de Florentino Pérez en particular?

R. Han cometido un error de cálculo importante. ¿Qué es eso de hacer el anuncio casi de forma semi-clandestina y con un comunicado? Lo lógico hubiera sido que organizaran un acto público en el que sus responsables explicaran el proyecto. Parece que se han precipitado y eso ha llevado al desastre. ¡Es que ni siquiera han informado de las televisiones que iban a estar interesadas en emitirlo! ¿Las había de verdad? ¿Y cuáles eran?

P. Pero, insisto, Florentino Pérez ha quedado especialmente señalado…

R. El Real Madrid está dando la cara porque está en una situación crítica, con una deuda engordada durante la pandemia y con un macroproyecto de reforma del Santiago Bernabéu en marcha que no se sabe lo que va a costar. Su presidente habla de fichar a Mbappe y Haaland, pero sabe que no va a ser posible económicamente.

Florentino Pérez habla de fichar a Mbappe y Haaland, pero sabe que no va a ser posible económicamente"

P. ¿Debería dimitir tras este fracaso?

R. Lo que debería es pedir perdón. Los socios son los dueños del club y no les ha preguntado nada. La Superliga iba contra los jeques, pero Florentino ha actuado como ellos. Ahí está el jeque. Ahí lo tenemos.


P. ¿Se está alejando el fútbol del aficionado

R. Hay algunos que han intentado hacerlo, despreciando su importancia y desconociendo que son el soporte fundamental e imprescindible de este deporte. No podemos olvidar que son ellos los que permiten que el fútbol se sostenga tal y como está concebido. Sin los miles de millones de aficionados en todo el mundo nunca se pagarían las cifras tan altas por los derechos de imagen, ni por los patrocinios, ni las grandes marcas querrían vincularse a los equipos como lo hacen y pagando lo que pagan. Además de ello, contribuyen económicamente de forma directa pagando sus entradas para acudir a los estadios y, una vez allí, son imprescindibles para que el espectáculo sea completo. Sin su pasión, canticos, colorido y gritos de ánimo los partidos estarían descafeinados. Su ausencia durante estos últimos meses está poniendo más en valor su aportación.

P. ¿Usted llegó a hablar de una iniciativa similar con presidentes de otros clubes europeos, durante su etapa como presidente del Real Madrid?

R: Como vicepresidente en UEFA del Comité de Clubes planteamos, y logramos, una reforma de la Competición, con un reparto más justo de los ingresos que generaba. Lo hicimos de acuerdo con UEFA, con total consenso, sin amenazas de ruptura y sin tratar de subvertir el sistema establecido. Creo que así debería de ser siempre.

P. ¿Cree que es sostenible este modelo de negocio de fútbol a largo plazo?

R. Por supuesto que sí, pero para ello es fundamental que tengamos los pies en el suelo, y nos olvidemos de gastar mucho más de lo que se ingresa. Así se generan las burbujas en cualquier negocio que acaban explotando y provocando daños que cuesta mucho reparar. Rummenigge, una de las personas más sensatas y brillantes que he conocido en el mundo del fútbol, ha puesto el dedo en la llaga contestando a Florentino. Su solución, que comparto, pasa por controlar los gastos y no continuar en una carrera desenfrenada para intentar contratar jugadores pagando traspasos por cantidades astronómicas y salarios que no se cubren con los ingresos.

P. ¿Qué opina de las críticas de la FIFA a la Superliga, cuando ha adjudicado un Mundial, en invierno, a Qatar?

R. La FIFA ha hecho lo que era su obligación. Con respecto al Mundial de Qatar, creo que fue un gran acierto de los que decidieron elegir esa sede para celebrarlo. He dicho, y estoy seguro de ello, que será el mejor Mundial de la historia por varias razones.

P. Argumente, porque parece complicado...

R. Deportivamente, porque los jugadores llegaran con una decena de partidos jugados, es decir en plena forma (en los actuales muchos jugadores han participado en más de 60 partidos). No habrá viajes, al jugarse todos los partidos en una ciudad. Los jugadores estarán siempre en la misma habitación de un hotel desde su llegada hasta su partida. Los aficionados podrán presenciar hasta cuatro partidos diarios si quieren hacerlo y el clima será perfecto.

P. Hablemos de su etapa como presidente del Real Madrid. ¿En qué benefició usted al club?

R. Llegué en un momento muy complicado, después de tres años consecutivos en los que no se había logrado ningún título. Era algo que nunca había sucedido en nuestra historia, así que hubo que cambiar muchos jugadores e implantar un modelo en el que primara el esfuerzo, el sacrificio y el trabajo. Creo que, con la aportación de todos, fuimos capaces de lograrlo y conseguimos ganar dos Ligas consecutivas con mucho mérito.

Por otra parte, en el ámbito económico, se doblaron los ingresos por derechos audiovisuales y se eliminaron las salvedades que los auditores venían incluyendo en sus informes durante varios años. También estoy muy orgulloso de haber abierto el club a los socios, demostrando que son de verdad sus dueños. Te recuerdo que cada partido asistían al Palco de Honor cuarenta socios que nunca olvidaran esa experiencia.

P. Usted afirma que fichó a Cristiano Ronaldo…

R. No es que lo afirme, es que firmé su contrato, que ya está publicado, el 12 de Diciembre de 2008.

P. Pero lo presentó Florentino Pérez. A lo que voy, ¿cree que se hubieran ganado tantas Champions League sin este jugador?

R. Sin duda, Cristiano fue decisivo para lograr esos títulos y fue un error mayúsculo haber prescindido de él.

P. ¿Considera que los medios fueron demasiado voraces contra usted?

R. Creo que fueron injustos y muchos de ellos me lo han reconocido con posterioridad. Hubo una persona desesperada por recuperar ese puesto y no paró hasta conseguirlo. Es suficiente con recordar que dos periodistas que fueron condenados por delitos calumnias graves contra mí, publicadas con absoluto desprecio a la verdad –como dice la Sentencia-, fueron inmediatamente contratadas por Pérez con sueldos muy generosos y ahí siguen. Creo que es una buena prueba de la catadura moral del personaje.

P. Usted al final da la impresión de que salió por la puerta de atrás, que se resignó. ¿Por qué lo hizo si considera que tenía razón?

R. No puedes luchar con pistolas de plástico contra gente que dispara balas de cañón. Me querían ver con las esposas puestas y no lo consiguieron. Quiero recordar que a mí ni me llegaron a juzgar, archivaron todas las causas. Es aberrante de lo que me acusaban. Eso sí, reitero, ahí están los periodistas que lo publicaron. Pérez les agradeció los servicios prestados.

P. Abellán le llegó a llamar "mentiroso compulsivo". Y salió la polémica de la tarjeta de crédito, y la asamblea... ¿No lo supo parar?

R. Me habla usted de un personaje deleznable cuya conducta fue sancionada por la Asociación de Prensa y que se dedicó a atacarme a mí y a mi familia de forma inmisericorde y sin ninguna razón. En fin, un pobre hombre dedicado a hacer daño para intentar buscar un protagonismo que no puede lograr con su inexistente talento y profesionalidad.

P. Da la impresión de que usted no lo paró...

R. Mira, no podía dedicarme todo el día a estar en los juzgados. Lo hice con el asunto de las tarjetas porque tanto él como los dos contratados por Pérez fueron demasiado lejos.

P. ¿Y Nanín? No se olvide…

R. El asunto de la Asamblea fue una cosa tan absurda como que 10 personas entre 1.300 no estaban acreditados, pero tanto mi familia como yo estábamos ya hartos y decidí no continuar más con la pesadilla que me estaban haciendo vivir.

P: ¿Cree que Florentino Pérez llegará alguna vez a superar a Santiago Bernabéu como el mejor presidente de la historia del Real Madrid?

R. Lo importante es que lo que haga sea lo mejor para el Real Madrid y para sus socios. No hay necesidad de hacer comparaciones, aunque me temo que lo logrado por Bernabéu, en todos los aspectos, no será fácil de superar.

Me da pena que a Kiko Rivera no le importe atacar a su madre para ganar dinero. No creo que su padre estuviera muy satisfecho de esa conducta"

P. Dígame, si usted fuera ahora presidente, ¿por dónde comenzaría la reconstrucción de la plantilla? ¿Qué cracks traería?

R. Es algo que, como ya hice en mi época, lo delegaría, plenamente, en mi director deportivo. Nosotros tenemos limitaciones para esa tomas de decisiones y ellos conocen muy bien lo que un equipo necesita y dónde conseguirlo. Pedja Mijatovic acertó plenamente en todas sus decisiones y eso fue clave para ganar las dos ligas. Con la situación económica actual y con el coste de la construcción del macro-estadio me temo que no será fácil contratar a jugadores por los que se pedirán fortunas.

P. En otro orden de cosas, ¿cómo ve a esta España de la pandemia? ¿Mal gestionada?

R. Parece que las cosas no se han hecho bien desde el principio y tampoco ahora con las vacunaciones. Es cierto que no era fácil hacer frente a una crisis sanitaria tan virulenta y dramática pero está claro también que otros países han sido más diligentes y eficaces en la adopción de soluciones para resolverlo.

P. No puedo terminar sin preguntarle por su juicio con Francisco Rivera. No fue posible la reconciliación e irán a juicio...

R: Ha sido un esperpéntico y lamentable espectáculo, protagonizado por el hijo de un buen amigo mío. Me da mucha pena lo ocurrido y la situación en la que vive. También me da pena el que no le importe atacar a su madre para ganar dinero. No creo que su padre estuviera muy satisfecho de esa conducta. En mi caso, y como no podía ser de otra forma, ante las calumnias vertidas en sus intervenciones, no he tenido más remedio que acudir a los tribunales de Justicia.