Liga de Campeones

Sin piedad: Dortmund, aturdido por las bombas terroristas y por tener que jugar

El entrenador del Borussia de Dortmund, Thomas Tuchel, confesó tras la derrota ante el AS Mónaco (2-3) que cuando les dijeron que el partido se aplazaba un día se sintieron "totalmente ignorados", ya que les "hubiera gustado tener un poco más de tiempo para hacer balance" tras la explosión del martes, cuando unos artefactos alcanzaron al autobús del equipo alemán e hirieron a Marc Bartra.

Burki, portero suizo del Borussia Dortmun, calienta con una camiseta de homenaje a Marc Bartra.
Burki, portero suizo del Borussia Dortmun, calienta con una camiseta de homenaje a Marc Bartra. EFE

El entrenador del Borussia Dortmund, Thomas Tuchel, reiteró este miércoles sus criticas por el hecho de que el partido contra el Mónaco, suspendido tras el ataque del martes contra el autobús de su plantilla, se celebrara apenas 24 horas después de lo que, según la Fiscalia, fue presuntamente un atentado islamista.

"El tiempo es importante para superar eso. Ahora queremos concentrarnos en lograr que el equipo consiga el objetivo de jugar la semifinal, para lo que tenemos que estar en el mejor nivel", indicó el técnico, al término del encuentro, que tuvo lugar bajo reforzadas medidas de seguridad.

Tuchel: "Fuimos tratados por la UEFA como si se hubiera lanzado una lata de cerveza contra el bus"

Tuchel había señalado ya, antes de iniciarse el partido, sus criticas a la premura con que debieron recuperarse de la conmoción recibida por el ataque, en que el español Marc Bartra sufrió heridas de gravedad. "Los jugadores tal vez habrían necesitado un día más para recuperarse" del ataque sufrido ayer, aunque en ese momento confió aún en "lograr superar la conmoción".

Tuchel había confesado ya este sentir del equipo a la cadena Sky pocos minutos antes de comenzar el encuentro de ida de cuartos de final frente al Monaco, aplazado después de que tres artefactos estallaran junto al autobús del Dortmund cuando se dirigía al estadio. "Hubiéramos deseado un poco más de tiempo, pero no ha sido posible", añadió Tuchel.

Ya tras la derrota de los suyos insistió en este parecer y recordó la conmoción sufrida por un ataque cuyas consecuencias, a juzgar por las informaciones de la Fiscalía, podrían haber sido más graves, y juzgar por la naturaleza de los artefactos dirigidos contra el autobús. Estos contenían componentes metálicos que quedaron incrustados en el interior del vehículo, lo que provocó momentos de gran conmoción en la plantilla.

Bartra fue el único miembro del equipo herido en las explosiones y fue operado tras sufrir una fractura del radio. Este miércoles se mostró sonriente en su cuenta oficial de Vippter y aseguró que se encuentra "mucho mejor".

El partido se inició con mensajes solidarios en dirección a Bartra, cuyo nombre fue coreado por los aficionados de ambos bandos, mientras que el equipo saltó al campo para calentar con camisetas de "Mucha fuerza, estamos contigo", escritos en español.

El director administrativo del club, Hans-Joachim Watzke, señaló el martes que el equipo estaba "totalmente conmocionado", pero admitió que no había alternativa a jugar el partido, ya que no se podía pretender que los jugadores del Mónaco permanecieran por mucho más tiempo en Dortmund y el calendario de la Liga de Campeones es muy ajustado. "Es una situación extremadamente difícil, pero los jugadores son profesionales", coincidió también el presidente del club, Reinhard Rauball.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba