De momento, parece que la crisis institucional del Barcelona no afecta a sus jugadores. Al contrario.

Este viernes unos cuantos componentes de la primera plantilla acudieron al Camp Nou con sus familias para celebrar la fiesta de cumpleaños de Bryan, el hijo de Pedro.

Lo más chocante fue el maquillaje de los brasileños Neymar y Alves, transfigurados en gatos.

Ambos, además, exhibieron sus caras pintadas en las cuentas de las redes sociales, tanto en los Instagram de Neymar y Alves, como en el Twitter del primero: