Durante una entrevista para la cadena LCI y la emisora Radio Classique, la política ultraderechista francesa lamentó que "se ha querido hacer del fútbol una estructura únicamente para ganar dinero".

"Un equipo no puede estar impulsado solo por el afán de lucro o por el ego de los individuos que lo componen, hace falta que sea movido por todo un pueblo", señaló Le Pen, un día antes de que los 'bleus' se enfrenten a Ucrania en el encuentro de vuelta de la eliminatoria de repesca para la clasificación para el Mundial de Brasil 2014.

En el partido de ida, disputado el viernes en el estadio Olímpico de Kiev, el conjunto de Didier Deschamps se alejó del próximo Mundial tras perder por dos goles a cero.

Para la líder del FN, "hay una verdadera ruptura" entre la población francesa y la selección, a la que definió como "una especie de pandilla de chavales maleducados que no suscitan el orgullo nacional y se burlan del hecho de representar a Francia".