La Agencia Antidopaje Bielorrusa (NADA) sancionó este martes con un año a la atleta Nadezhda Ostapchuk, que perdió su oro olímpico de Londres en el lanzamiento de peso tras dar positivo por un esteroide, pese a que su entrenador confesó que había puesto la sustancia en la comida.

Ostapchuk, de 31 años, recibió una sentencia menor que la estandarizada de dos años, después de que su técnico, Alexander Yefimov, admitiese que puso intencionadamente en la comida de la lanzadora el esteroide, motivo por el que ha sido castigado con cuatro años.

"Yefimov confesó que puso la sustancia prohibida metenolona en la comida de Ostapchuk sin su conocimiento porque estaba preocupado por sus actuaciones en los días previos a los Juegos de Londres", indicó Alexander Vankhadlo, máximo responsable de la NADA.