Open de Australia

Una final de leyenda: Nadal y Federer retroceden el tiempo en Australia

Los dos finalistas en cifras
Los dos finalistas en cifras Tere García

Este domingo, el tenis es para románticos. Dos leyendas vivas saltarán a la pista azul del Rod Laver Arena dispuestos a ofrecer a su legión de feligreses una nueva prueba de su grandeza en la final del Open de Australia. Convencidos ambos de que aún tienen varias páginas doradas que escribir en el mundo del tenis, el español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer dejarán por unas horas de ser amigos para desempolvar una rivalidad deportiva de altos vuelos.

Mientras se buscan ya sustitutos para jubilarles, resurgen de nuevo dos tenistas capaces de asombrar al mundo. Pocos imaginaban ya otra final de Grand Slam entre ellos, pero el de Manacor y el de Basilea pretenden demostrar que no están enterrados, sino todo lo contrario. Ante el empuje de los jóvenes, han sabido mejorar su tenis para adaptarlo. Y nadie ha podido frenarles en Australia.

El mérito de los dos finalistas es que aún teniendo Rafa, 30 años, y Federer, 35, ambos han llegado a la final sin vitola de grandes favoritos, regresando al circuito ambos a principios de este mes tras sus respectivas lesiones.

El español, tras recuperarse de una en la muñeca que le tuvo apartado desde el Masters 1.000 de Shanghai, casi dos meses y medio, y Federer, después de caer en Wimbledon, en julio, casi seis meses más tarde. De ahí la frase de Rafa: "será especial para los dos", y la de Roger: "hace muy poco estábamos los dos solo para jugar partidos de beneficencia".

Históricamente, Nadal domina a Federer con 23 victorias por 11 derrotas, y jamás ha perdido con él en este torneo, imponiéndose al suizo las tres veces que se han medido en Melbourne Park: en la final del 2009 (7-5, 3-6, 7-6(3) 3-6 y 6-2) y en las semifinales de 2012 (67(5), 6-2, 7-6(5) y 6-4) y en la del 2014 (7-6(4) 6-3 y 6-3).

"Es un partido muy especial, bonito, y me alegro de que los dos podamos competir el uno contra el otro en un escenario como este", avanzó Nadal sobre el duelo. "Significa mucho para los dos, y más viniendo los dos de donde venimos", observó, para recordar como se trata de una cita que reivindica el esfuerzo realizado por ambos.

Federer respeta a Nadal, no solo porque el español le ha ganado más veces, sino porque su resurgir tras las lesiones, le ha inspirado para alargar su carrera. "Soy el fan número uno de Rafa", dijo el suizo tras ganar a Wawrinka. También calificó a Nadal de "jugador increíble", con golpes que "nadie más tiene", y que es capaz "de regresar después de muchas lesiones" por lo que le profesa ese profundo respeto del que presume.

En las Antípodas, uno de los dos volverá a levantar un trofeo de Grand Slam. Gane quien gane, habrá aumentado la leyenda.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba