LaLiga comunicó este viernes que no ha encontrado ninguna prueba en sus soportes disponibles que demuestren un presunto insulto racista del defensa del Cádiz Juan Cala hacia el valencianista Mouctar Diakhaby durante el partido que enfrentó a ambos equipos el pasado domingo.

El central del Valencia acusó a Cala de haberle llamado "negro de mierda" durante un lance del encuentro, lo que provocó que decidiese abandonar el terreno de juego, acompañado por el resto de sus compañeros en un choque que estuvo suspendido media hora. El jugador cadista negó en todo momento haberse dirigido en esos términos, asegurando que el defensa francés se lo había "inventado" o lo había "entendido mal".

El Comité de Competición de la RFEF decidió abrir un expediente disciplinario el pasado miércoles, mientras que LaLiga inició el día después del encuentro un procedimiento interno de investigación para esclarecer lo que había pasado, aunque finalmente no ha encontrado pruebas para acusar a Cala.

El organismo que preside Javier Tebas indicó este viernes que había comunicado "a los clubes involucrados y las autoridades correspondientes el resultado" de estas investigaciones y que "tras el análisis de los elementos" concluía que "no se ha encontrado en ninguno de los soportes disponibles en LaLiga prueba alguna de que el jugador Juan Cala insultara en los términos denunciados a Mouctar Diakhaby".

"Concretamente, han sido examinados los archivos audiovisuales y digitales disponibles, se han analizado los audios del encuentro, las imágenes emitidas y lo difundido en las diferentes redes sociales", añadió el comunicado de la patronal, que recordó igualmente que "para poder complementar el informe" había contratado "a una empresa especializada, que ha realizado un análisis de lectura de labios de las conversaciones y un estudio del comportamiento de los jugadores Juan Torres Ruiz y Mouctar Diakhaby".

"LaLiga ha compartido estos informes con los clubes implicados y las autoridades correspondientes, para que formen parte de los expedientes que están en este momento en marcha", subrayó.

El organismo reiteró "su condena contra el racismo en todas sus formas" y dejó claro que "mantiene su compromiso de lucha permanente contra cualquier tipo de manifestación en este sentido, que se ha materializado en la presentación de numerosas denuncias por delitos de odio, incluso como acusación particular, en anteriores procedimientos".

"Desde LaLiga y todos los clubes se continuará trabajando en todos los niveles y con todos los estamentos representativos de nuestro deporte con el fin de hacer todo lo necesario para proteger los valores de igualdad y respeto que prevalecen en nuestra competición del fútbol profesional español", sentenció