Para celebrar la participación de la karateca Sandra Sánchez en los Juegos Olímpicos de Tokio, e independientemente de su resultado, Pelayo Seguros ha creado una pieza audiovisual que simboliza la tenacidad de la karateka española y donde se enfrenta a poderosos personajes de anime, los característicos dibujos animados japoneses. Hay que resaltar además que la cultura japonesa es una de las grandes pasiones de la deportista.

Cuando la karateka Sandra Sánchez habla de su trayectoria queda patente que no lo ha tenido fácil y aún así llega a la cita olímpica de Tokio siendo la mejor de la historia en su especialidad. "En Pelayo sabemos que 'Hablar nos acerca' y dialogar con Sandra es la mejor forma de acercarnos a ella y conocer su historia", señala la compañía.

"Cualquiera que haya hablado con Sandra se da cuenta inmediatamente de que es una deportista excepcional que ha tenido que luchar mucho para llegar donde está ahora", cuenta Emma Ruíz de Azcárate, directora de Marketing de Pelayo.

Y es que al igual que en su disciplina, el kata, lucha contra enemigos invisibles, “fuera del tatami también ha tenido que enfrentarse con barreras como las de su edad cuando empezó a competir, porque se la consideraba demasiado mayor. Y a todos esos enemigos los ha ido venciendo, uno tras otro” concluye Ruíz de Azcárate.

Su lado más cercano

Esta pieza se suma a los contenidos que la marca ha realizado con la karateka y en los que nos muestra su lado más cercano haciendo las veces de guía para conocer Japón o protagonizando divertidos retos en TikTok con su entrenador Jesús del Moral.