Que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Federación Española de Fútbol (FEF) se llevan mal es conocido desde hace años. Pero que sus dirigentes aticen públicamente esa enemistad ya no es tan normal.

Así, cuando en la Cope le preguntaron por qué no se había entregado el trofeo de la Liga al Atlético nada más finalizar el encuentro del Camp Nou, Javier Tebas, presidente de la LFP, hizo recaer toda la responsabilidad en Ángel María Villar, su homólogo de la Federación.

Es más, Tebas aseguró que la Liga no programó ningún partido a las 20:00 horas, justo tras el de Barcelona "para que se le entregase el trofeo al campeón. A los atléticos les hubiera gustado recibirlo".

E insistió en sus dardos: "Si falta la Federación, o en este caso Villar, la copa no se puede entregar".