Sara Tommasi ha revolucionado el fútbol modesto italianio. En realidad, todo el calcio. Esta exuberante mujer es muy conocida en Italia porque fue actriz porno y porque tuvo relaciones con futbolistas como Mario Balotelli o Ronaldinho, además de ser una asidua en las mundialmente famosas fiestas de Silvio Berlusconi, dueño del Milan y expresidente del Gobierno de Italia.

Desde hace unos días, Sara forma parte de la directiva del Marruvium, club de San Benedetto dei Marsi que milita en la Segunda División Regional, concretamente de Abruzzo.

La prensa italiana criticó este nombramiento por considerar que se trata de una estrategia de marketing basada en las sensuales y llamativas fotos que publica la propia Tommasi en sus cuentas de redes sociales, pero desde el Marruvium aseguran que aporta mucho al club.