"No sé si el problema es Ferrari o Fernando. Espero que no haya perdido el entusiasmo que tenía. El problema es que si cree que el equipo no puede darle el coche que espera, perderá entusiasmo. Es lógico, ¿no?", reflexiona Bernie Ecclestone en la entrevista concedida a Marca.

Educado y correcto, da la sensación de que al patrón de la Fórmula 1, fan confeso de Vettel, le cuesta regalar un elogio a Fernando Alonso, sobre todo por si Ferrari pudiera sentirse molesta. Así, a la pregunta "¿cree que sería el campeón pilotando un Red Bull?", Ecclestone disimula: "No va a pilotar para Red Bull, así que no podemos decirlo".

"¿Lo podría comparar con Sebastian Vettel?", pregunta el periodista de Marca. "Son diferentes. Distintos como pilotos y como personas, así que no se pueden comparar. Depende cuál te guste. Me gusta mucho Fernando y también me gusta Vettel. Sebastian está más cerca del público".

Y después del palo al piloto español, la zanahoria de Bernie: "Fernando es un ganador, quiero verle ganar. Esperaba que ganara el campeonato este año, para ser sincero".

"¿Es un ganador sin un coche para ganar?", inquiere el entrevistador. El patrón de la F1 sigue sin mojarse. Ni a favor de Alonso ni en contra de Ferrari: "Yo no sé si el problema es él o el coche. Es muy difícil emitir un veredicto".