La FIFA ha mostrado este lunes su rechazo a la creación de la Superliga europea, una competición "separatista y cerrada" que no respeta los principio de "solidaridad, inclusión, integridad y redistribución económica", y ha pedido a todas las partes implicadas que mantengan "un diálogo tranquilo, constructivo y equilibrado" por "el bien del fútbol".

"La FIFA desea aclarar que se mantiene firme en favor de la solidaridad en el fútbol y de un modelo de redistribución equitativa que pueda contribuir al desarrollo del fútbol como deporte, especialmente a nivel mundial. El desarrollo el fútbol mundial es la misión principal de la FIFA", señaló en un comunicado.

Doce clubes europeos, entre ellos el Real Madrid, el FC Barcelona y el Atlético de Madrid, han anunciado esta madrugada la fundación de una Superliga, que estará compuesta por un total de 20 equipos, dispuestos a tener conversaciones con UEFA y FIFA. Al proyecto también se han unido los italianos Juventus, AC Milán e Inter de Milán y los ingleses Liverpool, Manchester United, Manchester City, Chelsea, Tottenham y Arsenal.

Previamente, la UEFA, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), LaLiga, la Federación Inglesa de Fútbol (FA), la Premier League, la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y la Lega Serie A criticaron el "cínico proyecto" de creación de la Superliga europea, que según ellos solo busca "el interés propio de unos pocos" en un momento en el que es imprescindible "la solidaridad", y anunciaban que tomarían "medidas" si se llevase a cabo.

"Principios básicos de solidaridad"

El organismo rector del fútbol mundial explicó que cualquier competición debe regirse por "los principios básicos de solidaridad, inclusión, integridad y redistribución económica equitativa". "Además, los órganos rectores del fútbol deberían emplear todos los medios legales, deportivos y diplomáticos para garantizar que esto siga siendo así", subrayó. "En este contexto, la FIFA solo puede expresar su desaprobación a una liga separatista europea cerrada fuera de las estructuras futbolísticas internacionales y sin respetar los principios antes mencionados", añadió.

"La FIFA siempre defiende la unidad en el fútbol mundial y pide a todas las partes involucradas en debates acalorados que entablen un diálogo tranquilo, constructivo y equilibrado por el bien del deporte y con un espíritu de solidaridad y juego limpio. La FIFA, por supuesto, hará todo lo que sea necesario para contribuir a un camino armonizado hacia los intereses generales del fútbol", concluyó.