Las autoridades italianas han desactivado, en la tarde de este miércoles, un coche bomba que se encontraba a unos kilómetros del Olímpico de Roma, estadio donde se iba a celebrar el choque correspondiente a la segunda jornada de la Eurocopa entre las selecciones de Italia y Suiza, según informa Corrierre dello Sport.

El vehículo, marca smart, fue descubierto a las 18 horas, cuando un ciudadano a pie descubrió un paquete sospechoso en su interior. Este requirió la intervención policial para desactivar la bomba.

Según señaló la alcaldesa de la ciudad, la víctima iba a ser Marco Doria, presidente de la mesa para la remodelación de parques y villas históricas de Roma.