La ciudad australiana Brisbane ha sido elegida sede de los Juegos Olímpicos del año 2032. La candidatura ha sido aprobada este miércoles por la Sesión del Comité Olímpico Internacional (COI) celebrada en Tokio.

La asamblea del organismo respalda de esta manera la propuesta de su Comisión Ejecutiva que fue quien sugirió la opción de la ciudad para acoger el evento. A diferencia de las anteriores elecciones de sedes, en esta ocasión no se ha realizado una votación entre diferentes aspirantes, sino que directamente se ha escogido a la primera y única candidata.

Cambio de sistema

Es la primera vez que se hace de esta manera, que a partir de ahora será la tónica habitual. El COI negocia de forma discreta y directamente con las ciudades interesadas y las propone para ser aprobadas. De esta forma abandona definitivamente el sistema de elección que estaba vigente desde 1931 y que consistía en una votación secreta en la que ganaba aquella sede que tuviera más votos. El proceso tenía distintas fases en las que se iba eliminando a las candidatas menos votadas.

Desde 1991, se estableció que se revelaría quién acogería las olimpiadas siete años antes de su celebración. Esto también cambia ahora, pues este anuncio llega con una antelación de once años. Además, ya no serán necesarias las campañas ni actos de defensas de candidaturas al no haber elecciones.

Con el nombramiento de Brisbane, Australia albergará por tercera vez en su historia la competición, tras 'Melbourne 1956' y 'Sídney 2000'. Según su proyecto, el evento se desarrollará en tres núcleos diferentes: la propia Brisbane, Gold Coast y Sunshine Coast, con 21, 6 y 3 sedes respectivamente cada una.

Antes de 'Brisbane 2032' los juegos tendrán lugar en París en 2024 y en Los Ángeles en 2028, después de que se celebren los de este verano en Tokio.