El Barcelona recogió este jueves la "reacción social" provocada por el anuncio de la creación de la Superliga para entender que es necesario reflexionar sobre el proyecto, cuyo objetivo es "la viabilidad del mundo del fútbol, mejorando el espectáculo" en todo el mundo. "El FC Barcelona comparte el análisis efectuado por la mayoría de los grandes clubes del fútbol europeo en el sentido de que, y aún más en la actual coyuntura socioeconómica, es necesario emprender reformas estructurales destinadas a garantizar la sostenibilidad financiera y la viabilidad del mundo del fútbol, incrementando la base social sobre la que se sostiene este deporte, que es su principal baluarte y su principal fortaleza", dice la nota.

El cuadro azulgrana se pronunció después de tres días de reacciones por el anunció el domingo por la noche del nacimiento de la Superliga. Sin embargo, al día siguiente los clubes ingleses anunciaron un paso atrás, con la respuesta en contra de Ligas, UEFA y FIFA, además de presiones por parte de los Gobiernos.

El Barça explica que aceptó el proyecto de la nueva Liga entre los mejores del continente como medida contra la crisis económica. "La Junta Directiva del FC Barcelona aceptó, con carácter de máxima urgencia, formar parte, en calidad de club fundador, de la Superliga, una competición que tiene como premisa mejorar la calidad y el atractivo del espectáculo, y como principio irrenunciable de buscar nuevas fórmulas de solidaridad", dice.

"Un análisis mucho más profundo"

Para el Barça decir no hubiera sido "un error histórico", pero se guardó "el derecho a someter tan trascendente decisión a la aprobación definitiva de sus órganos sociales competentes después de un necesario y profundo estudio". De momento, el cuadro azulgrana es consciente de la reacción en contra de esta Superliga.

"Constatada la reacción social que en muchos y diversos ámbitos ha producido la referida iniciativa, es innegable que el FC Barcelona entiende que hay que abrir un análisis mucho más profundo sobre las razones que han generado esta reacción a fin de reconsiderar, si se da el caso, el planteamiento y la fórmula propuesta. Este análisis en profundidad requiere del tiempo y la necesaria serenidad", apunta.

Por ello, el Barça pide que el ambiente no sea de presión. "Un Tribunal de Justicia ya ha otorgado el amparo jurídico urgente solicitado, confirmando así la apariencia de buen derecho de la iniciativa. El club considera que estaría fuera de lugar que el necesario proceso de reflexión y debate se establece bajo criterios de presión e intimidación injustificados", afirma en la nota.