Ganar, ganar y ganar. Como espoleados por esa frase de Luis Aragonés, los jugadores del Atleti de Simeone ganaron en Pucela otra vez mediante una remontada agónica como la de la jornada precedente para certificar la victoria en una Liga más que emocionante. Así, el Atlético de Madrid conquista su undécimo campeonato y deja como segundo a un Real Madrid que ha derrotado sobre la bocina a un buen Villarreal.

Mucho se ha dicho que esta era la Liga que nadie quería. Porque los errores de los tres grandes aspirantes al título han sido demasiados y de lo más variopinto. Lo apretado del calendario porque este verano hay Eurocopa quizás sea uno de los motivos de tantos tropiezos inesperados. La ausencia de público en las gradas por la pandemia también ha enrarecido el campeonato. Y las polémicas por el VAR han salpicado toda la competición. Al final, ganó el mejor. Un Atleti que arrasó en la primera vuelta, dejó escapar su ventaja en la segunda y, fiel a su historia, tuvo que sufrir para rematar la faena.

Los rojiblancos dependían de sí mismos para hacerse con el título en el Estadio José Zorrilla del Valladolid. Lo han conseguido, pero han tenido que sudar más de lo esperado para vencer a un equipo que se jugaba el descenso. En el minuto 18 se adelantaba el equipo local con un gol de Óscar Plano tras un fabuloso contrataque. Sólo el gol del Villarreal ante el Madrid oxigenaba a unos atléticos demasiado nerviosos, como superados por el encuentro.

¿Qué pensarán en las oficinas del Camp Nou tras dejar escapar al uruguayo Luis Suárez, que ha marcado la friolera de 21 goles?

En la segunda parte se entonaron los de Simeone. Salieron al campo con las ideas más claras, si bien no podían disimular su nerviosismo. Con la garra que les caracteriza y con cierta fortuna, consiguieron dar la vuelta el encuentro. Primero marcaba Correa en el minuto 58 justo al mismo tiempo, lo que son las casualidades, en que en Valdebebas se anulaba un gol a Benzema. Nueve minutos después Suárez aprovechaba un regalo de los vallisoletanos para definir el campeonato con su vigésimo primer gol. ¿Qué pensarán en las oficinas del Camp Nou tras dejar escapar al uruguayo?

Peleó hasta el final un bravo Valladolid que desciende a segunda división y que en ningún momento de la tarde estuvo salvado. Al acabar el encuentro en Pucela, se vivían sobre el terreno de juego las dos caras del fútbol, la más feliz y la más amarga, la de quien es campeón y quien baja de categoría. Finalmente el Huesca es el otro descendido junto a los vallisoletanos y el Eibar.

El Cholo Simeone vuelve a conseguir un título relevante para un club donde, si le place, seguirá como entrenador eternamente

De nada ha servido la victoria in extremis del Real Madrid ante el Villarreal. El equipo comandado por un Zidane que tal vez se despida del puesto ha jugado un discreto encuentro, dominado la mayor parte del tiempo por los amarillos, pero al final lograba dos zarpazos para remontar y meter el miedo en el cuerpo a sus eternos rivales de la capital. No obstante, el triunfo de los colchoneros deja a los blancos en la segunda posición de la clasificación, por delante de un Barça tan irregular como apático al que dirá adiós Koeman.

Gracias a su victoria de hoy los rojiblancos ya cuentan con once ligas en su haber. Pocas han sido tan emocionantes como esta. El citado Suárez, Oblak y Llorente han sido los mejores del Atleti durante toda la temporada. Pero quizás el gran triunfador sea otra vez su técnico: el Cholo Simeone vuelve a conseguir un título relevante para un club donde, si le place, seguirá como entrenador eternamente.