La pretemporada de Fórmula 1 arranca este lunes en el Circuito de Barcelona-Cataluña con los primeros tests, en cuatro jornadas de entrenamientos en las que los pilotos probarán sus nuevas máquinas antes de afrontar un año lleno de cambios de reglamentación y aerodinámicos en el que tratarán de poner fin a la tiranía de Mercedes.

El trazado español servirá como campo de pruebas para los renovados monoplazas, que han tenido que adaptarse a las modificaciones en el reglamento, que provocarán una mayor exigencia física para los pilotos esta temporada.

Así, desde el lunes 27 de febrero y hasta el jueves 2 de marzo, los diez equipos participantes en el Mundial de Fórmula 1 pondrán en liza a sus hombres, que aspiran al trono que dejará libre el vigente campeón, el alemán Nico Rosberg, retirado a finales de año.

Con el cetro del 'Gran Circo' sin defensor, Mercedes tratará de mantener, al menos, al campeón entre sus pilotos, que esta temporada serán el británico Lewis Hamilton y el finlandés Valtteri Bottas. El 'W08', que sólo conserva solo un 17 por ciento de las piezas de su predecesor, presenta un diseño más ancho.

Los españoles, a escena

Este lunes saldrán a la pista hombres como los españoles Fernando Alonso (McLaren) y Carlos Sainz (Toro Rosso), el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), el brasileño Felipe Massa (Williams) o el mexicano Sergio Pérez (Force India), la mayoría de los cuales repetirán el miércoles.

Para el martes quedará el debut del finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), el ruso Daniil Kvyat (Toro Rosso) o el belga Stoffel Vandoorne (McLaren), mientras que equipos como Mercedes o Red Bull -que estrena su antisupersticioso 'RB13'- no han desvelado en qué orden saldrán sus pilotos al circuito catalán.

El asturiano, que ya probó el nuevo 'MCL32' el domingo, tendrá la oportunidad de medir los tiempos del innovador monoplaza, que ha introducido el naranja junto a su característico color negro.

Y tras bajarse del coche dejó un escueto y enigmático mensaje en Twitter que ha provocado todo tipo de especulaciones sobre las posibles razones de la felicidad de Fernando Alonso.

¿Está contento porque vuelve a hacer lo que más le gusta, pilotar, o porque el nuevo bólido naranja le ha transmitido buenas sensaciones? De momento, el MCL32 rodó unos 100 kilómetros sin dar problemas, lo cual, viniendo de donde vienen en los últimos años, no es baladí.

La temporada comenzará el domingo 26 de marzo con la disputa del Gran Premio de Australia, que se disputará en el Circuito de Albert Park de Melbourne.