El juez Arturo Zamarriego envió el pasado 2 de diciembre un auto a los 12 miembros del consorcio que han publicado el escándalo de Football Leaks en el que les prohíbe difundir cualquier información sobre los clientes de la sociedad Senn Ferrero, según informa la agencia France Presse.

Zamarriego, titular del juzgado de instrucción número 2 de Madrid, ha pedido ayuda a la autoridad alemana para instar a Der Spiegel y a los miembros del consorcio EIC (Colaboraciones en proyectos de Investigación en Europa) a no difundir ningún dato relativo a los clientes de Senn Ferrero, como Cristiano Ronaldo, Jose Mourinho y Jorge Mendes.

Un portavoz de Mediapart, aseguró que se trata de "una censura" que recuerda las prácticas del franquismo"

Senn solicitó al juez la prohibición argumentando que en el pasado mes de marzo los ordenadores de su bufete fueron hackeados. Zamarriego envió una carta alegando que los datos han sido obtenidos de manera ilegal.

Los medios del consorcio han acogido con estupefacción la noticia. "Es una orden que cuestiona la independencia del sistema judicial español", apuntaron. Un portavoz de Mediapart, aseguró que se trata de "una censura" que recuerda las prácticas del franquismo.

Las doce publicaciones, entre las que se incluye el diario español El Mundo, han confirmado que seguirán adelante con la publicación de su investigación.