Atlético de Madrid

Renovarse o morir: Simeone prepara una limpia (Gameiro, Carrasco, Gaitán...)

La planificación del proyecto 2017-18 en el Atlético de Madrid se hace con el convencimiento de que se podrá fichar y la FIFA levantará el castigo.

Los rojiblancos se lamentan al finalizar el partido.
Los rojiblancos se lamentan al finalizar el partido. EFE

Seis semifinales en la era del Cholo son un estremecedor bagaje para el Atlético de Madrid. Un reflejo de la competitividad alcanzada por el equipo colchonero bajo su dirección. Las eliminatorias directas son el escenario donde mejor se desenvuelve un equipo con limitaciones, pero con un sello inconfundible de lucha hasta el final. El Cholo ha reinventado un proyecto tras otro pese a los oídos sordos de la directiva en muchos de los fichajes solicitados año tras año.

Esa merma la suplió el técnico obteniendo el máximo de cada futbolista amén del trabajo colectivo que ha permitido superar las duras contingencias de la inferior calidad respecto a Real Madrid y Barça, la desesperante falta de gol o la fragilidad defensiva sin olvidar el sorprendente bajo rendimiento de algunos fichajes. La temporada ha consumido una competición (Copa), pero queda la decisiva lucha por la Champions (trascendental) en la Liga y, de nuevo, la Copa de Europa. Son las cartas que le quedan a Simeone y los suyos en el año crucial del adiós al Calderón y la antesala del desembarco al Wanda Metropolitano. Toca cerrar filas y apretar los dientes aunque a partir de junio el proyecto sufrirá un cambio total.

La planificación del proyecto 2017-18 en el Atlético de Madrid se hace con el convencimiento de que se podrá fichar y la FIFA levantará el castigo. Simeone ya ha dejado claro que cumplirá como mínimo su contrato (el club le ofrece seguir hasta 2023) y prepara con la dirección deportiva una revolución para otro nuevo reto. La semifinal de Copa es una radiografía de lo que lleva acusando el equipo toda la temporada y refuerza los motivos de entrenador y responsables técnicos para ejecutar una renovación en toda regla. Simeone ha señalado a algunos futbolistas y puso la cruz a otros. Con todos ellos cuenta y debe explotarlos al máximo en los cuatro meses de competición porque hay objetivos por alcanzar, pero tienen los días contados.

El rebelde Carrasco, el errático Gameiro...

Yannick Carrasco es uno de ellos y actuaciones como la del Camp Nou no le ayudan nada. De nuevo fue más individual y eso no lo perdona el Cholo. Desde que renovó ha ido a peor, se ha rebelado con una actitud prohibida en el decálogo cholista por sus arrebatos. Las buenas ofertas que tiene, además, ayudan porque los más grandes de Europa están dispuestos a echar el resto. Bayern, Chelsea y United se lo rifan y su salida cumpliría el plan inicial desde que llegó de Mónaco: ser un fichaje-inversión. El Manchester insistió hasta el último día de cierre de mercado invernal para llevárselo por más de 50 millones, pero la necesidad aprieta en el Atleti aunque ya se le ha visto la matrícula.

Kevin Gameiro nunca fue el 9 que quiso Simeone. Y se lo dijo a la cara. Ha marcado goles y contribuido con asistencias en unos guarismos muy por debajo de lo esperado. El fracaso con el 9 es absoluto en las últimas temporadas. El ariete francés no ha convencido por mucho que se redima en lo que queda de temporada hasta el punto de que Fernando Torres ha pasado a ser el 'favorito' del Cholo. Pese a todo es un jugador cotizado y el Atleti piensa hacer caja para buscar un 9 de verdad. Un killer que garantice lo que no ha hecho él: goles.

Nico Gaitán fue una petición expresa del Cholo desde que brilló en el Benfica. El extremo argentino no ha cuajado aunque parece haberse entonado con el nuevo año. Pero no es trascendente para el juego del Atlético de Madrid y no es un apoyo fiable por su irregularidad. En Lisboa le echan de menos y él se planteó abandonar en invierno, pero acabará la campaña como escaparate para amortizar el gasto realizado el pasado verano. A Pochettino le encanta y lo pidió en el mercado invernal.

Savic ha mostrado la misma irregularidad que sus compañeros de zaga. Ni Godín se salva de la quema, pero es intocable y se le renovará. El montenegrino ganó la partida a Giménez, que parecía condenado al ostracismo hasta que el Cholo lo rescató como mediocentro. El central no ha mostrado la firmeza esperada en partidos trascendentales y en otros de menos cuajo. Las ofertas que han llegado al club le pueden dar el pasaporte al final de temporada.

Vrsaljko llegó para reforzar el lateral derecho y le costó hacerse hueco en el once. Sólo el bajón de Juanfran le permitió entrar en el equipo donde ha alternado grandes actuaciones con discretas aportaciones. El croata no ha dado el impulso a la banda que se esperaba y puede ser otro de los llamados a dejar el Calderón. El Inter pujó por él en invierno y es otro de los jugadores señalados.

El caso de Tiago es diferente porque termina contrato en junio aunque pudo haber volado en enero rumbo a China. No es el que fue, pero Simeone dice que un minuto suyo vale más que nada para el equipo. Y eso es mucho. Sus días de íntegra entrega a la causa colchonera llegan a su fin.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba