Liga de Campeones

Simeone y su guardia pretoriana, al asalto de la guarida del zorro

Godín y Torres, durante el entrenamiento en el estadio King Power de Leicester.
Godín y Torres, durante el entrenamiento en el estadio King Power de Leicester. EFE

En el "corazón de la Inglaterra rural", como la ciudad de Leicester se anuncia a la entrada de London Road, no hay mucho que hacer. Es una ciudad en medio de las Midlands, rodeada de granjas y de carreteras con cadáveres de animales despanzurrados por los coches, que el fútbol ha puesto en el mapa. Su orgullo, rugby mediante, es un equipo antaño modesto al que el capital tailandés ha colocado a una buena tarde de las semifinales de Champions.

Para aguar esa fiesta, el Atlético de Madrid ha desembarcado con su Compañía Easy al completo. Incluso Gameiro podrá amenazar la mermada muralla local, que no contará con un sancionado Huth pero que forzará a un dolorido Morgan. Sin la puesta a punto de su juego aéreo, el vestuario que terminó por ahogar a Ranieri es menos. Y se ve en pañales ante la amenaza de 'gol partita' del diablillo Griezmann, que pondría sobre y sello a la eliminatoria.

El Atlético, en el entrenamiento de este lunes.
El Atlético, en el entrenamiento de este lunes. Fran Guillén

Con todo, el vigente campeón de la Premier resulta muy peligroso. Incluso el alcalde de Leicester ha señalado el partido como la noche del año en la ciudad. Sobre el verde, tratarán de no correr muchos riesgos y de volar en las contras hacia el correcaminos Vardy.

Enfrente, un Atleti que hará su guerra, olvidando que ganó en la ida y sin pasos en falso, contemporizando como sólo ellos saben. Diego Godín tiró en la previa de quizá su gran 'leitmotiv' ("mente fría; corazón caliente") y en esas cuatro palabras se podrá definir la filosofía de un cuadro rojiblanco que sabe que deberá tirar en la ribera de Filbert Street de su resiliencia marca de la casa. Ni siquiera preocupa en demasía el fantasma de los penaltis.

Oportunidad rojiblanca para volver a colarse en el selecto club de los semifinalistas de Liga de Campeones. Estar entre los cuatro primeros tiene un precio y es sobrevivir a la guarida del otro gran zorro con piel de cordero del torneo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba