ATLETISMO

Ruth Beitia, plata incombustible: da a España la primera medalla en los Europeos

Beitia, en el podio.
Beitia, en el podio. EFE

Ruth Beitia, campeona olímpica de altura y capitana del equipo español, se convirtió este sábado en la atleta con más medallas de la historia en unos Europeos en pista cubierta al conseguir en Belgrado la sexta y cuarta de plata, con un salto de 1,94 metros.

La victoria fue para la lituana Airiné Palsyte, líder mundial del año con 2,00, que se quedó sola en 1,96 y luego superó los 2,01, el mejor salto de su vida, mientras que la ucraniana Yuliya Levchenko se colgó el bronce con la misma marca que Beitia.

La capitana española ya tiene en sus vitrinas un oro, cuatro platas y un bronce en continentales bajo techo y eleva a 15 su colección de preseas internacionales en categoría absoluta, sin contar con el oro europeo sub-23.

Once años mayor que la segunda en la lista de edades de las finalistas, Ruth Beitia, segunda en el ránking mundial del año con 1,98, peleaba hoy con 37 años por su sexta medalla europea en pista cubierta en su séptima final en un torneo que ya le había dado un oro (Gotemburgo 2013), tres platas y un bronce.

Dos saltos le bastaron el viernes para acceder a la lucha por las medallas. Pocas atletas hay en el mundo tan seguras como ella. A lo largo de sus 27 años de carrera deportiva ha intervenido en 34 rondas de clasificación y en 29 ha pasado a la final.

La calificación dejo fuera a una de las grandes, la polaca Kamila Licwinko, campeona mundial en sala en 2013, que no pasó de 1,86, pero sí estaba la líder mundial del año, la lituana Airine Palsyte, trece años más joven que Ruth.

La española, con una estrategia ahorradora y signos en el hombro derecho de haber utilizado ventosaterapia, fue la única de las ocho que renunció a la primera altura (1,80). Empezó en la siguiente (1,85). La superó a la primera y dejó pasar 1,89 para ir directamente en busca de 1,92, que pasó sin problemas.

Quedaban seis cuando el listón se elevó a 1,94. Palsyte voló con una facilidad impresionante, pero Beitia recogió el guante y lo hizo con parecida solvencia. Fue la altura que seleccionó el podio, al que subió con récord personal la ucraniana Yuliya Levchenko.

Superar los 1,96 a la primera casi garantizaba el oro a Palsyte, porque Beitia no pudo con la altura. La lituana pidió 2,01 (el récord nacional de Beitia en sala) y se regaló un nuevo récord personal para rematar su formidable concurso.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba