MMA Ronda Rousey: de reina invicta de la UFC a pensar en una retirada sonrojante

Rousey, tras una de sus derrotas.
Rousey, tras una de sus derrotas. EFE

Malos tiempos para Ronda Rousey, otrora gran bandera mediática de los deportes de combate femeninos (se llegó a especular, incluso, con una velada en la que se enfrentara a Floyd Mayweather) y hoy ídolo caído, en horas muy bajas. Su dura derrota en el combate estelar del UFC 207 ante Amanda Nunes, recibiendo más de veinte golpes en tan sólo 48 segundos, tiró por tierra el que debía ser el regreso triunfal de a californiana.

¿Qué falló para que, tras tantos meses de reflexión y abnegación en el gimnasio, Rousey peleara como una amateur? Su entrenador, el polémico Edmond Tarverdyan, ha sido el blanco de todas las críticas debido a la nefasta preparación del combate. La propia Nunes incidió en que el técnico había mutado a su pupila de una gran judoka a una mediocre boxeadora. Hace un par de combates era una muralla, invicta y sin visos de caer en su categoría; hoy, dos derrotas seguidas hacen tambalear incluso su futuro en la competición.

"Necesito tiempo para pensar y reflexionar sobre mi futuro -apuntó, en un comunicado-. Estaba preparada no sólo para volver a la competición, también para ganar, pero a veces, incluso dando lo mejor de sí mismo, las cosas no salen como esperamos".

A sus dudas se une el deseo de su propia madre, ex campeona mundial de judo, de ver a su hija alejarse del octógono. "Me gustaría verla retirarse -declaró la matriarca-. Me hubiera gustado verla retirarse hace mucho tiempo. ¿Quién quiere ver a su hija recibir golpes?". Papeleta complicada para una casi treintañera Rousey que, lejos del fulgor de hace un tiempo, medita abandonar las artes marciales mixtas por la puerta de atrás.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba