COPA DEL REY

Rianxeira de Berizzo para despedir a Zidane de la Copa (2-2)

Cristiano se lamenta sobre el césped de Balaídos.
Cristiano se lamenta sobre el césped de Balaídos. EFE

De nuevo en semifinales de Copa, ondiñas veñen e van en Vigo. Berizzo hizo buena la machada de su equipo en el Bernabéu resistiendo en Balaídos ante un Real Madrid que necesitaba ganar por más de un gol y que ni siquiera consiguió llevarse la victoria de tierras gallegas.

El empate a dos frena los anhelos de triplete de los blancos e instala al equipo de Zinedine Zidane en una crisis de resultados, con una victoria en sus cuatro últimos partidos, de la que Danilo sale sonrojado y Benzema, para demasiados, crucificado.

Tras no poder levantar el 1-2 de la ida, las dudas arrecian en un Real Madrid carcomido por las bajas y en brazos de un Cristiano que intenta más fútbol del que termina alumbrando. Al luso, bajo mínimos en rendimiento, le salva un orgullo torero que se traduce en goles circunstanciales como el chut para enmarcar que acribilló a Sergio Álvarez, abriendo el minutaje de más dudas del Celta en todo el partido.

Los celestes hicieron buenos los goles de Danilo en propia puerta y del danés Wass. Tuvieron momentos de vértigo, pero se estiraron de cuando en cuando ante un rival volcado y eso les bastó para superar a un Casilla que está pidiendo a voces el banquillazo a Keylor.

El equipo de Zidane luchó hasta el último segundo, y puso emoción al epílogo del duelo con un gol de Lucas Vázquez que presagiaba el 'noventayramos'. Pero la inspiración de los descuentos se ha esfumado en Concha Espina por el mismo desagüe que la alegría merengue. Otra vez llegan los nubarrones justo cuando las trompetas celebraban a un equipo que parecía invencible.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba