Llevaba tiempo buscando una excusa y aquel mensaje en las redes sociales le vino como anillo al dedo. El director de El País, periódico que en otro tiempo "era el sueño de todo periodista español", llamó a Diego Torres al despacho y le informó de que su tweet sobre Arbeloa, "el artista de la genuflexión", había soliviantado al madridismo y sobremanera al presidente. "Viajarás a Riazor y luego abandonarás tus labores como redactor del Real Madrid". No debía parecer una represalía y el viaje a A Coruña parecía una buena coartada. En otro tiempo, Torres habría sido advertido, abroncado o incluso invitado a tomarse una semana de vacaciones, pero nunca apartado de escribir sus reportajes, siempre entre lo más leído de la página web de El País. Pero esta vez salió sentenciado del despacho de Antonio Caño, el director del que hasta hace no mucho era “diario independiente de la mañana” y hoy, nada es casual, lo ha cambiado por “diario global en español”. 'Perdiendo' la independencia del diario.

El odio furibundo que FlorentinoPérez profesa hacia este redactor viene de lejos. Durante la época de Mourinho, el periodista desveló numerosos episodios ocurridos en el vestuario blanco que no dejaban en buena posición al portugués, quien convirtió en obsesión la tarea de encontrar a la persona que filtraba las informaciones. Torres llegó a publicar el libro 'Prepárense para perder', en el que glosa la trayectoria de Mourinho en el Real Madrid, del que se marchó sin ganar la Liga de Campeones y con el peor palmarés de todos los entrenadores que han pasado un mínimo de tres temporadas en el club de Concha Espina. 

 Sin embargo, Mourinho fue despedido como un héroe por su presidente y su clan, entre ellos Antonio García Ferreras,consigliere de Florentino además de director general de comunicación del Real Madrid entre 2004 y 2006, antes de irse a 'dirigir' La Sexta.José Antonio Abellán cuenta en su libro 'Asalto al Real Madrid' que Pérez le reveló en su día que "mi hombre para organizar la comunicación es Ferri.Yo le saco del grupo PRISAporque ya odiaba al grupo, entre otras cosas. Y me llevo la hostia de PRISA también por él. Ferreras es un gran profesional, sobre todo un tío honrado, profesional, bueno, honesto, que trata bien a todo el mundo... Ferri es un talibán madridista. A Luis Fernández(presidente en su día de RTVE y hombre fuerte del Real Madrid en China) le ha puesto Ferreras", y el plan para derrocar a Ramón Calderón también lo montó el ex de la SER: "La estrategia buena era la suya. Hay que dejar solo a El Larguero y al AS, nada más. Y hay que ganarse a TVE, que se va a ganar". 

Ferreras despidió a Mourinho con honores en su columna del 3 de mayo en el diario Marca: "Algunos celebrarán y disfrutarán su marcha, pero para el Real Madrid Mourinho ha sido una bendición (...) Florentino Pérez, volvió, fichó a Cristiano Ronaldo, revolucionó la plantilla, regeneró el club y finalmente, un año más tarde, colocó al comandante adecuado. Y entonces todo cambió. Claro que hay muchos que le odian. Y bastantes de ellos porque detestan al Madrid o no pueden mangonear en su interior. Otros le amamos".  Ferreras presenta de forma sempiterna una tertulia política cada día con camisa y chaqueta negra. Menos el lunes, que lucía una inesperada camisa blanca, guiño quizás al título de campeones de la Champions de los de Zidane.  

Mourinho se fue y Florentino cerró su capítulo con Diego Torres con un encontronazo en una rueda de prensa en la que interpeló al periodista para advertirle con tono irónico: "A usted le gusta mucho la novela, como tengo la ocasión de ver cada vez que hace un artículo". Lo cierto es que el periodista nunca recibió una petición de rectificación o fue demandado por difamación. Sin embargo, Pérez le puso la cruz como a tantos otros periodistas, y no ha desperdiciado el desafortunado tweet para pasarle factura con la inestimable ayuda de Caño, director del El País que se ha dejado ver por el palco del Bernabéu de tanto en cuanto. 

Son numerosos los periodistas que Florentino ha intentado 'desalojar', entre ellos Paco González y Manolo Lama, "mis enemigos". González, director de Tiempo de Juego en la COPE, mantiene actualmente una relación más cordial con Pérez: “Desde fuera mucha gente dice que Florentino quiere controlar a los medios y desde dentro él dice lo contrario. Yo no creo ninguna de las dos cosas. Que Florentino llame a un periodista para quejarse de alguna información no creo que sea un intento de controlar. Y si un periodista le da su opinión tampoco creo que quiera controlar el club”. Con Lama la relación es inexistente. De hecho el periodista ha estado ausente en varias entrevistas al dirigente tanto en 'El Larguero' de la SER como en 'El partido de las 12' de la COPE por exigencia innegociable de Pérez. Un divorcio que se remonta al desagradable encontronazo que protagonizaron en una entrevista en Cuatro, allá por 2009, cuando Florentino acudió al estudio para ser entrevistado por Lama y Carreño al mediodía (imagen superior). 

La prensa vive tiempos convulsos, especialmente la de papel, que con la pérdida de suscriptores y publicidad ha visto cómo se venía abajo el modelo de negocio. Lo que ha dejado a muchas redacciones en una situación embarazosa. Y en esa tesitura se han producido múltiples cambios en los staffs, en los cuales muchos no han dudado en acercarse al Real Madrid para generar empatía con sus seguidores y ganarse el favor de Florentino en forma de cesión de productos oficiales que se suelen utilizar en promociones para tratar de salvar los números del año. Esto ha situado a Florentino en una posición dominadora que le permite tensar la cuerda exigiendo un periodismo amable con el club y su gestión. Entre los diarios deportivos de la capital, Florentino tiene un problema con AS y su director Alfredo Relaño, de quien Perez sostiene que "me odia por lo civil y por lo militar. Soy presidente del Madrid por segunda vez en contra de su voluntad. Eso es así". 

En la acera de enfrente surge el periódico favorito de Mariano Rajoy, el Marca, diario con el que ha tenido varios encontronazos durante la etapa de Óscar Campillo, ofreciendo incluso ruedas de prensa para negar sus portadas. Pero Campillo fue cesado y hoy dirige el diario Juan Ignacio Gallardo, quien al tiempo es vicepresidente de la Asociación Española de la Prensa Deportiva (AEPD). Gallardo sostiene que "Real Madrid y Marca deben tener una buena relación, como deben tener una buena relación con todos los organismos de esta entidad". No todos en la Asociación piensan igual. Julián Redondo, su presidente, abandera otro discurso: "Hubo un tiempo en el que el difunto Jesús Gil llamaba a las redacciones para quejarse del redactor que cubría el Atlético, y con la debida educación se le mandaba a freír espárragos. Ahora no ocurre eso, aunque a Florentino Pérez lo que le gustaría es que cualquier periodista que escribiera del Madrid fuese socio compromisario del club, evidentemente con la carrera terminada. Periodista, pero simpatizante". 

Florentino ha pasado del señorío y la excelencia a una impunidad total en la manipulación de los medios de comunicación. Llamadas a editores de programas de televisión diarias, sospechosos despidos de periodistas críticos con su gestión, advertencias a directores de periódicos, veto a medios digitales que no se dejan domesticar como Vozpópulio El Confidencial… Y en último caso, si hace falta, hasta se paga para crear medios a medida como 'Diario Bernabéu'. El pasado 2 de marzo Pérez tuvo que testificar en la Audiencia Nacional(imagen inferior) para aclarar la relación comercial del Real Madrid con la Operación Púnica a través de una empresa de Alejandro de Pedro, ‘conseguidor’ de la trama corrupta a la que el Real Madrid ha pagado 300.000 euros. De Pedro había revelado ante el juez Eloy Velasco que “Florentino me llamó personalmente y me dijo: 'Me están poniendo a parir a Bale. ¡Arréglame este tema!”. 

Pérez lo negó, pero Javier Iglesias, el director de este medio creado para uso exclusivo del Real Madrid, volvió a ofrecer un testimonio ante el juez que desmentía las palabras del presidente madridista. Iglesias declaró ante el juez: “De Pedro me dijo que teníamos un cliente y que era el Real Madrid. Llamaban y decían: ‘Hay cierto diario que está haciendo campaña contra Bale, vamos a intentar contrarrestarla’. O ‘ha habido un arbitraje contra el Real Madrid que ha sido perjudicial, vamos a darle un poco de fuerza para contrarrestarlo”. Periodismo a la carta. Aún hoy sigue activa la citada web.

Incluso en las filas de Florentino el grado de control es tal que el año pasado un especialista digital fichado para armar una estructura y mejorar la imagen del Real Madrid con la ayuda de las redes sociales, dimitió cansado de trabajar “en un sitio en el que hasta para poner un tweet se lo tenían que consultar al presidente”. Florentino mantiene contacto fluido con muchos periodistas, algunos de los cuales forma parten del programa que dirige Josep Pedrerol, periodista al que ha concedido una sospechosa cantidad de entrevistas en los últimos tiempos. El catalán sostiene que "si un periodista no habla con el presidente del Madrid tiene un problema. Yo tengo buena relación con Florentino, pero no es mi amigo".

Pedrerol comenzó en la televisión trabajando junto a Michael Robinson en El Día Después, llegando a recibir un premio Ondas. Después sus caminos se separaron y el que eligió la senda del periodismo no fue el periodista. Pedrerol prefirió apostar por El Chiringuito, programa de entretenimiento con marcado carácter madridista del que Manolo Lama decía no hace mucho lo sgiuente en un reportaje del suplemento PAPEL: "Pedrerol ha pasado de ser un periodista más a ser una estrella, se siente la estrella de su programa... y no lo digo peyorativamente. No puede ser que todo lo que haga el Madrid sea bueno y todo lo que haga el Barça sea malo. Ni al revés”.

Uno de los delfines de Pedrerol, Nacho Peña, aparca su rol de periodista para embutirse la camiseta del Real Madrid y asumir sin rubor el papel de animador de la grada blanca en las finales de la Champions. Mientras, otro de los colaboradores habituales, Eduardo Inda (en la imagen inferior a la izquierda junto a Florentino y Relaño), presume de cercanía con Florentino: "Probablemente soy uno de los periodistas con el que más habla". Pese a ello, el presidente tiene otra imagen bien diferente de Inda, a juzgar por las palabras que revela en su libro Abellán: "Inda está como una cabra, me lo dicen todos. Es que no hila bien. Va diciendo por ahí: 'He tenido que arreglar el Marca y ahora tengo que arreglar el Madrid'. Se ha vuelto tolili. Está crecido y mal de la cabeza".

Otro de los fieles a la causa de Florentino es Juanma Rodríguez, fichaje de relumbrón del Marca de Gallardo que sostiene que "hay determinados medios de comunicación, lo vengo diciendo desde hace mucho tiempo, que quieren tener acceso a la sala de mandos del Real Madrid. Y no se dan cuenta que quien está ahí para tomar decisiones independientes es la persona que han elegido los socios. En este caso Florentino Pérez. Es bueno para el club que al frente del Madrid haya una persona como Florentino, que es independiente económicamente y por lo tanto es invulnerable, no es mediatizable, ni chantajeable ni presionable”.

El cambio de rumbo de Marca lo ejemplifica la llegada de Rodríguez y la salida de Santiago Segurola, referente periodístico que siempre resultó incómodo a Florentino por sus ásperos análisis de la gestión deportiva y la apuesta futbolística de su Real Madrid. La actitud sumisa ha llegado hasta el banquillo, donde Rafa Benítez llegó a denunciar, semanas antes de ser despedido: "Está claro que hay una campaña contra Florentino y contra el Real Madrid. Todo lo que puede ser criticable se critica, se maneja, se inventa o se manipula. Cualquiera que tenga experiencia lo sabe. Todos tenemos que ser conscientes de que tenemos que poner más de nuestra parte, pero las cuentas se hacen al final". 

Florentino dedicó unas crípticas palabras a la prensa en la pasada comida de Navidad, en la que los agasajos para los periodistas han pasado de bicicletas o cámaras de fotografías a libros de la historia del Real Madrid. “Para muchos la imagen de España es la del Real Madrid y tenemos la obligación de ser ejemplares y transparentes. Trabajamos para que los medios de comunicación pudieran ejercer su función en libertad, pero vosotros también tenéis la responsabilidad de divulgar todo lo que exista alrededor de nuestro club con los valores propios del periodismo“, advirtió enigmático Pérez. Parece ser que Diego Torres no hizo lo que se esperaba de él y Caño le sirvió su cabeza en bandeja a Florentino. Es un caso más, ni el único ni el último, de lo que ocurre a quien no practica con Florentino la genuflexión que Torres advirtió ver en Arbeloa.  



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba