Deportes

Nadal le "rompe los huevos" a Fognini, gana en Hamburgo y sufre calambres en la entrega de trofeos

Rafael Nadal volvió a sentirse campeón al derrotar al italiano Fabio Fognini en la final del torneo de Hamburgo por un doble 7-5 tras algo más de dos horas y media de un partido intenso.

Rafa Nadal celebra el triunfo en Hamburgo.
Rafa Nadal celebra el triunfo en Hamburgo. EFE

Con este triunfo el jugador español consigue el tercer título de la temporada y el número 67 de su carrera, el 47 en tierra batida. Además, Rafa se sacó la espina que tenía con Fognini, que le había derrotado dos veces este mismo año, en las semifinales del torneo de Río de Janeiro por 1-6, 6-2 y 7-5 y en octavos en Barcelona por 6-4 y 7-6(6).

Nadal, que no había vuelto a disputar partido alguno tras ser eliminado el pasado 2 de julio en la segunda ronda del torneo de Wimbledon por el alemán Dustin Brown, ha ido creciendo en su juego a lo largo del torneo alemán y ha vuelto a sentirse cómodo y con recursos sobre la arcilla.

Fognini no le puso las cosas fáciles, al contrario, trufó su juego con pases increíbles, con dejadas inalcanzables y con auténticos 'palos' desde el fondo de la pista que hicieron que Nadal tuviera que recurrir a lo mejor de su repertorio para doblegar a su rival.

Tras un primer set muy igualado, Nadal se puso con 3-1 en el marcador de la segunda manga y dio la sensación de que el partido estaba muy cerca del final, pero Fognini ha mejorado su concentración y gracias a un gran trabajo, no sólo recuperó el 'break' perdido, sino que pasó a dominar el set.

Fue precisamente en el break del italiano al servicio español (4-5) donde se produjo una considerable bronca cuando Fognini recriminó al manacorí su tardanza al sacar. "No me rompas los huevos, siempre haces lo mismo", le dijo. El juez de silla puso paz y el asunto no pasó a mayores:

Nadal se agarró al partido con toda la fuerza mental que siempre demostró en las pistas y en los dos últimos juegos volvió a sentirse campeón al levantar las ventajas de Fognini, romperle el servicio y ganar un partido y un título que saben mejor que nunca.

Más tarde, tras la entrega de trofeos, el tenista español tuvo que acortar su discurso de agradecimiento al sufrir calambres en la pierna derecha mientras hablaba.

"Vais a tener que traer una camilla para que pueda salir de aquí, estoy acalambrado", comentó sonriente con el micrófono en la mano mientras se tocaba la pierna derecha.

Nadal felicitó, en primer lugar, a su adversario: "Felicidades a Fabio por el gran juego que ha hecho. Ha sido una final muy dura y espero que el público haya disfrutado. Estoy feliz por haber ganado este título con el apoyo del público durante toda la semana, sin el que habría sido imposible esta victoria", comentó.

Inmediatamente Rafa sufrió calambres en la pierna derecha y, sin soltar el micrófono, realizó estiramientos ante las risas de los espectadores:

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba