Pese a los calificativos del Gobernador contra el periodista, el desmentido de la Secretaría de Seguridad Pública y Defensa Social del Estado de Ceará ha sido más bien tibia y se ha limitado a informar de que "no hay registro de muertes de niños en Fortaleza”.

Por su parte Adriano Ribeiro, director de la ONG El Pequeño Nazareno –una de las más importantes en protección infantil–, expresó que no sabe “cuál es la fuente, pero no conozco ningún caso de exterminio de niños. Existen asesinatos, claro, por muchos motivos, pero no puedo afirmar que hay acciones deliberadas de exterminio con motivo del Mundial".

El periodista danés aseguró que una de sus fuentes ha sido amenazada ya que "es algo que todos saben que pasa, pero nadie se atreve a contar".

Sobre su decisión de volver a Dinamarca, Antonio Carlos da Silva –líder de la ONG antes mencionada– expresó que "puede ser apresurada ya que si es cierta su versión los niños seguirán muriendo, esté o no esté él". Jacinta Rodrigues, otra responsable de la ONG, comentó que a lo mejor Keldorf "no estaba preparado para ver el contexto brasileño".

"Cuando hablamos estaba muy asustado, disgustado con la desigualdad social. Para alguien que viene de donde viene, ver niños hambrientos debe ser realmente impactante", añadió Rodrigues en declaraciones a uol.com.