Deportes

Hartos de las gilipolleces de Honda, Fernando Alonso y McLaren podrían explotar tras un nuevo ridículo en Canadá

El GP de Canadá desnuda como pocos las virtudes y defectos de los coches. En McLaren se temen un nuevo y sonoro cataclismo.

Fernando Alonso, en el box de McLaren durante el GP de Mónaco.
Fernando Alonso, en el box de McLaren durante el GP de Mónaco. mclaren.com

Honda había anunciado varias veces una "importante evolución" del motor que calzan los McLaren para el GP de Canadá. Todo el mundo sabe que el circuito de Montreal es especialmente exigente con la potencia de los monoplazas. Aquí no te puedes esconder, se rozan los 340 km/h y, o tu coche corre o no corre. No valen las excusas.

La marca japonesa decía trabajar en el desarrollo de varias de las fichas (tokkens) del motor que, dentro de la legislación, aún pueden modificar durante el presente Mundial. Y con esa ilusión han ido pasando los malos tragos de la temporada los ingenieros de McLaren, su jefe deportivo -Eric Boullier- y, sobre todo los pilotos: Fernando Alonso y Jenso Button.

Sin embargo, a pocas horas del desembarco en el país de la hoja de arce, el jefe de motores de Honda, Yusuke Hasegawa, ha hecho unas declaraciones que no han sentado demasiado bien en Woking, sede de la escudería inglesa. “No hay duda de que la potencia es importante en Canadá. Queremos introducir algunas evoluciones, por supuesto, pero todavía no puedo confirmarlo. Hemos chequeado esas mejoras en el banco de pruebas de Sakura (sede de Honda) y los resultados han sido buenos. Ahora tenemos que asegurarnos de que esa tecnología recibe el visto bueno definitivo”. Y, fiel a su filosofía oriental, se quedó tan ancho.

¿Por qué esa desesperante lentitud de los nipones en el desarrollo del motor? ¿A qué esperan para utilizar alguno de los 14 tokkens con los que partieron en marzo? ¿Por qué no han querido o no han podido usar ni una de esas fichas?

Preguntas que se congelan en el aire y que provocan demoledoras manifestaciones como la del propio Boullier, que parece no fiarse siquiera de lo que ve. Aunque el mismísimo Hasegawa se hincase de rodillas delante de él en el garaje y le prometiera que los motores son mejore, el ingeniero francés no le creería hasta no tener a los coches de Alonso y Button rodando en la pista.

Tanto es así, que el propio Boullier, en el mejor de los casos, lo sigue viendo negro este fin de semana canadiense: “El nuevo motor está a punto de llegar, pero no será ninguna revolución”.

El año pasado, Button y Alonso abandonaron en Montreal debido a problemas de fiabilidad. De momento, esto es lo que más preocupa al español. "El Gilles Villeneuve es un circuito bastante duro para los coches, así que la fiabilidad será lo primero en lo que necesitamos centrarnos para asegurarnos de que no hay problemas técnicos que pudiesen comprometer nuestro rendimiento".

El vaso de la paciencia lleva muchos meses a rebosar. En Montreal, flojear más de lo previsto ante rivales que sí evolucionan a toda pastilla puede llevarte a sufrir un descalabro. Uno más, pero especialmente fuerte. ¿Seguirán aguantando todos o explotará alguno? 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba