Golf

Jon Rahm: de San Mamés a la corte de Tiger Woods

Jon Rahm celebra su triunfo en Arizona.
Jon Rahm celebra su triunfo en Arizona. Gtres

Vasco de buen comer y 'athleticzale' hasta la médula (socio y parroquiano de San Mamés cuando el calendario se lo permite), el nuevo nombre propio del golf patrio empieza a engarzar su apellido en el imaginario deportivo español. Jon Rahm empezó a agarrar los hierros junto a su hermano Eriz y Edorta, su padre, quien se aficionó a pegar bolas después de que le invitaran a presenciar en directo la mítica Ryder Cup de 1997, en Valderrama.

La vida y su especial temperamento ganador llevaron a Jon a convertirse en el mejor amateur de la historia moderna del golf, arrasando con récords que seguían vigentes desde los años 60, era del intocable Jack Nicklaus. Saltó a ciegas a Arizona State, prestigiosísimo equipo de golf en la NCAA yanqui, y allí consiguió ganar dos veces el Ben Hogan Award que distingue al mejor golfista universitario. Nadie antes había logrado esa concatenación.

El golfista vasco, promesa de futuro para muchos, se proclamó ganador este fin de semana del Farmers Insurance Open, su primera victoria en un torneo PGA y comentó que "el impacto" que le gustaría dejar en el golf español es "demostrar que se puede estudiar, sacar una carrera y ser un gran deportista".

"No hay que precipitarse, hay que estudiar, hay que prepararse, hay que pasarlo bien, que la vida es muy larga", reflexionó Rahm tras su victoria en San Diego."Puedes haber acabado tus estudios a los 22 años y aún tienes toda la vida por delante", comentó el jugador de Barrika, estudiante de Comunicación en Estados Unidos.

"Es un orgullo estar con tanta gente importante y ver de lo que he sido capaz y lo bonito que es ganar en el PGA Tour", afirmó el jugador, que aseguró la victoria con una última vuelta de 65, con dos 'eagles' en los seis hoyos finales, que le dieron una ventaja final de tres golpes.

Rahm definió como "increíble" unirse a "Severiano (Ballesteros), José (María Olazabal), Sergio (García)" -los otros españoles ganadores de algún torneo PGA-, "Miguel (Ángel Jiménez) y todos los grandes jugadores que España ha tenido". "Poner mi nombre cerca del de ellos es un sentimiento increíble", insistió. Rahm admitió que había soñado "con algo así". "Pero de ahí, a que pase... me llena de orgullo, es un sueño cumplido", afirmó.

El jugador, que ha amanecido este lunes en el puesto 46 de la clasificación mundial, consideró que el golf español "necesita un empujón" en cuanto a número de licencias y deseó servir "como nuevo referente que pueda ayudar". Él, por ahora, disfruta pisando los campos que hicieron grande a su compañero de patrocinio Tiger Woods, colega de armas como imagen de la firma Taylor Made y ejemplo a seguir.

Su próxima cita será esta misma semana, del 2 al 5 de febrero el Abierto de Phoenix, también del PGA Tour. ¿Ha nacido una estrella?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba