LIGA SANTANDER

Isco se exhibe para que el Real Madrid vuelva a salvar el pellejo sobre la bocina

Isco, celebrando el gol de la victoria.
Isco, celebrando el gol de la victoria. EFE

El Real Madrid y la Zona Cesarini, un romance indesmayable. Los blancos, en un nuevo déjà vu, se vieron obligados a remontar (en este caso, hasta por dos ocasiones) ante un Sporting que plantó cara en todo momento pero que no supo sujetar a un Isco desencadenado.

Ausente en Múnich y foco de debate durante toda la temporada, el malagueño volvió a reivindicarse con un gran partido, que se le complicó al líder hasta el último instante. Zidane sólo mantuvo a dos jugadores (Nacho y Ramos) con respecto al partido ante el Bayern ante un Rubi que apostaba por los tres centrales visualizando una machada que rozó con las llemas de los dedos.

Los madrileños dominaron en el inicio, pero el Sporting se adelantó en el marcador tras una gran combinación de Mikel Vesga con el croata Cop. La alegría asturiana, con todo, duró tan sólo tres minutos: los que tardó Isco en poner el balón en la escuadra de la portería de Cuéllar tras un 'dribbling' mágico.

Vesga, el mejor del encuentro para los locales, volvió a adelantar al cuadro rojiblanco, ya entrada la segunda parte. El delirio en la grada apremiaba a 'Zizou', que introdujo a Marcelo por Coentrao y que vio como su equipo empataba por medio de un remate de cabeza de Morata a pase de Danilo.

El cuadro merengue lo siguió intentando, de la mano del runrún de que el Sporting podía morir en la orilla, y acabó logrando la victoria en el último minuto merced a otra genialidad de Isco, el mejor de largo de todo el partido, que se sacó un disparo raso y pegado al poste derecho al que no llegó Cuéllar.

El Real Madrid volvió a caminar por el precipicio. Pero evitó, de nuevo, caer al vacío.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba