Deportes

Futbolistas de Arsenal, Chelsea y Leicester en la lista de dopados que salpica a Gran Bretaña junto a tenistas y ciclistas

      

Jugadores del Arsenal y el Chelsea, en un partido de la Premier.
Jugadores del Arsenal y el Chelsea, en un partido de la Premier.

Se llama Mark Bonar y es el hombre que está haciendo temblar al deporte británico. Es el doctor que ha revelado al 'Sunday Times' que ha cobrado miles de libras esterlinas de diferentes estrellas del deporte para que les programe un plan de mejora de su rendimiento. El médico asegura haber prescrito sustancias dopajes como EPO, esteroides y la hormona del crecimiento a 150 profesionales del deporte de élite del Reino Unido y del extranjero durante los últimos seis años.

Entre los deportistas que contrataron los servicios de Bonar, hay futbolistas de la Premier League, jugadores internacionales ingleses de cricket, ciclistas británicos y tenistas. Bonar no ha dado nombres, pero admite haber trabajado con futbolistas del Arsenal, el Chelsea, Leicester City y Birmingham City. El Sunday Times afirma en su informe que no hay constancia de que los clubes de la Premier League estuvieran al corriente de la presunta irregularidad de sus deportistas, para después afirmar que Bonar sostiene en la entrevista concedida al medio que trató a los deportistas por razones médicas y no para mejorar su rendimiento.

Hace dos años, la Agencia Antidopaje del Reino Unico (UKAD) recibió una denuncia contra Bonar pero desestimó "porque no estaba bajo su jurisdicción"

Esta revelación cuestiona la credibilidad de la Agencia Antidopaje británica, una de las que investiga las acusaciones de dopaje en el deporte ruso y supervisa los esfuerzos para acabar con las prácticas ilícitas de cara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. De hecho, al conocerse esta denuncia del rotativo, el Gobierno británico ha ordenado una investigación urgente de la Agencia Nacional Antidopaje para ver cómo gestionó acusaciones contra este doctor que presuntamente trató con fármacos prohibidos a futbolistas y otros deportistas de elite.

El ministro de Cultura, Deportes y Medios de Comunicación, John Whittingdale, expresó su "profunda preocupación" después de que "The Sunday Times" haya difundido el vídeo en el que el doctor Mark Bonar admitía prescribir fármacos a atletas para mejorar su rendimiento. Hace dos años, la Agencia Antidopaje del Reino Unico (UKAD) recibió una denuncia contra Bonar pero desestimó "porque no estaba bajo su jurisdicción". El organismo no halló pruebas para remitirlo al Consejo General Médico.

El ministro ha declarado: "No hay lugar para la complacencia en la lucha contra el dopaje, y el Gobierno ya está examinando si la legislación vigente es suficiente", declaró, y precisó que no dudará en introducir "sanciones penales más duras si es necesario". Y el presidente de UKAD, David Kenworthy, ha confirmado que se llevará a cabo una investigación para "mejorar los procedimientos y asegurar que la UKAD sea lo más eficaz posible en el futuro para mantener el deporte limpio".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba